Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una serie recrea el legado de Roma a través de sus construcciones

Canal de Historia estrena esta producción en más de 130 países

Ambición, conquista, lujuria, asesinato y el poder de un incomparable legado arquitectónico sentaron las bases del Imperio Romano. Canal de Historia (dial 65 de Digital + y cable) emitirá el 3 de junio Roma, la construcción de un imperio (18.00), un documental de dos capítulos que recorre obras emblemáticas como el Coliseo de Vespasiano, el Foro de Trajano, la Domus Aurea de Nerón o el puente sobre el Rin de Julio César. La producción se estrenará a la vez en más de 130 países y llegará a 200 millones de hogares.

Roma, la construcción de un imperio se aproxima a lo largo de dos horas a una de las civilizaciones más poderosas de la antigüedad y muestra cómo fue su auge y decadencia y el perfil de los diferentes emperadores, desde el Gobierno de Julio César, en el 55 antes de Cristo, hasta su caída, en el año 537 después de Cristo. En casi seis siglos, el Imperio Romano extendió sus fronteras desde Inglaterra hasta Egipto, desde Portugal hasta Persia, difundió su cultura y levantó ciudades con unos conceptos revolucionarios que transformaron las infraestructuras públicas.

El documental recrea las enormes proezas arquitectónicas, exponentes del esplendor del Imperio, y utiliza para ello lo último en animación en imagen gráfica por ordenador y grabaciones exclusivas filmadas en una expedición submarina por los canales situados debajo del Coliseo. También incluye las opiniones de historiadores, arquitectos y expertos que analizan la herencia artística de una época que ha perdurado y que en muchos casos sigue desconcertando a los ingenieros actuales.

Obras civiles y militares

Roma, la construcción de un imperio analiza los perfiles de los emperadores que contribuyeron al esplendor del Imperio y de aquellos que provocaron su declive con actitudes intrigantes, traiciones y ansias de poder. También profundiza en la construcción de obras que pusieron a disposición del ciudadano, como la compleja red de alcantarillas que todavía da servicio a la ciudad o los revolucionarios sistemas de acueductos que proporcionaban 758 millones de litros de agua corriente al día. Sin olvidar las construcciones levantadas con fines militares, como la Vía Apia, gracias a la cual se abrió el camino para la expansión romana; o el Puente de César sobre el Rin, una pasarela de madera, acabada en tan sólo diez días, que permitió el paso de miles de tropas en su camino hacia la conquista de Germania.

Otros exponentes fueron el Foro romano de Trajano, que disponía de una zona comercial para la plebe con más de 160 tiendas; la Muralla de Adriano, que protegía las fronteras de Roma en Britania, o las Termas de Caracalla, una zona de recreo con piscinas de agua caliente.

El documental concluye con un análisis sobre las posibles razones que pudieron acabar con la superpotencia. Teorías que sostienen que la población pudo ser envenenada con plomo o que simplemente el Imperio se volvió demasiado grande y complejo y sucumbió al ataque de las tribus guerreras germánicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de mayo de 2006