Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empleados mantienen la amenaza de huelga en la recogida de basuras

La protesta empezará a las once de la noche de hoy si no hay pacto

El dilema sobre si a partir de la noche de hoy, lunes, hay huelga en el servicio de recogida de basuras no se resolverá hasta última hora, según fuentes sindicales. La empresa concesionaria del servicio (FCC) y los representantes obreros estuvieron ayer reunidos, pero "la situación no tiene buena pinta", según una dirigente de CC OO. Por eso se mantiene la convocatoria de huelga indefinida a partir de las once de la noche de hoy. El Ayuntamiento de Madrid ya tiene preparado un decreto de servicios mínimos que supondría que los residuos domésticos serían recogidos cada dos días.

La negociación para evitar la anunciada huelga del servicio de recogida de basuras en Madrid continuaba ayer por la tarde en la sede de CC OO-Madrid, en la calle de Lope de Vega. Representantes de la empresa adjudicataria del servicio (FCC Medio Ambiente, SA) y del comité de empresa (CC OO y UGT) mantuvieron horas antes otro encuentro.

Los representantes sindicales consideran positivo el hecho de que continúe el diálogo entre las partes y expresaron su deseo de que en las próximas horas se puedan cerrar aspectos contemplados en la negociación. Tanto la patronal como la representación sindical admiten que tienen de plazo hasta las once de la noche de hoy para alcanzar un acuerdo.

En el supuesto de que no sea posible ello, los 1.600 trabajadores del servicio de recogida de basuras de Madrid están convocados a la huelga "en lucha por su convenio colectivo".

En líneas generales, los representantes sindicales demandan la garantía del poder adquisitivo, la fijeza del empleo y el ascenso de mozos a conductores, entre otras medidas. Los trabajadores rechazan la subida del 1,8% que les ofrece la empresa, ya que está por debajo del 2% del IPC previsto por el Gobierno, además de exigir una reducción del número de horas que integran su jornada laboral.

Los trabajadores mantienen también reivindicaciones en materia de seguridad y licencias (permisos retribuidos), además de otras referidas a la inminente entrada en vigor del carné de conducir por puntos, lo que podría afectar de una forma u otra a un alto porcentaje de trabajadores (los conductores de los camiones de recogida de desechos).

Ante la posibilidad de que no haya finalmente un acuerdo entre los trabajadores y la empresa, el Ayuntamiento de Madrid ya ha dictado un decreto de servicios mínimos. Éste ya está en poder de FCC y de los dirigentes de CC OO y UGT.

Fuentes municipales rehusaron ayer facilitar el contenido de la orden de servicios mínimos. Pero los sindicatos informan de que contempla que el 100% de los empleados de recogidas de residuos clínicos y el 100% de los encargados de animales muertos tendrán que trabajar. En cambio, sólo están obligados a trabajar el 50% de los que tienen a su cargo las basuras domésticas. Un dirigente sindical tachó ayer de "abusivos" estos servicios mínimos.

Un conflicto repetido

Hace exactamente dos años, se produjo una situación similar a la actual: los trabajadores del servicio de recogida de basuras tuvieron convocada otra huelga, que finalmente no llevaron a cabo al alcanzar in extremis un acuerdo con la empresa.

El acuerdo consistió entonces en una subida salarial del índice de precios al consumo (IPC) más un 0,6% este año y en 2005. Además, FCC se ha comprometido a una serie de mejoras laborales, entre las que se incluye convertir en indefinidos a 80 empleados que tenían contratos temporales.

Lo mismo sucedió dos años antes (en 2002), cuando José María Álvarez del Manzano ocupaba la alcaldía de Madrid. En aquella ocasión también pendió la amenaza de huelga hasta unas pocas horas antes del día en que estaba fijado su inicio.

Y exactamente lo mismo sucedió en mayo de 2000. Y una vez más la protesta laboral quedó en suspenso cuando los madrileños ya se habían hecho a la idea del caos que supondría para la ciudad.

Sin embargo, en marzo de 1993, sí hubo huelga de los operarios de recogida de basuras. Duró cuatro días. Un tiempo en el que se acumularon en las calles miles de toneladas de desperdicios y todo tipo de restos orgánicos. Igual sucedió en abril de 1989. Y en febrero de 1977...

Desde hace decenios, pues, ha habido conflictos entre los trabajadores y las sucesivas empresas concesionarias para recoger las miles de toneladas de basura que cada día generan los madrileños.

Cada madrileño genera a diario un promedio de 1,1 kilos de basura, pese a lo cual el Ayuntamiento se jacta de que Madrid tiene uno de los mejores servicios de recogida de basuras del mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de mayo de 2006

Más información