Entrevista:NINOSKA MORAL | Tetrapléjica | El debate sobre la eutanasia

"Las noticias sobre Sampedro o León nos entristecen"

Ninoska Moral Merino tiene 30 años. La determinación de vivir la adoptó ya en una niñez quebrada por un fatal accidente de tráfico. Pero también quiere que los poderes públicos se impliquen de una vez, al margen de planteamientos bienintencionados, su derecho y el de su familia -su padre, Dionisio, viudo, de 67 años- a contar con infraestructuras y servicios que les faciliten la durísima lucha que significa para ellos respirar cada día.

La vida de Ninoska cambió el 21 de marzo de 1983 cuando, en su Pamplona natal, la atropelló un coche que le destrozó las dos primeras vértebras cervicales. Desde entonces vive en una silla de ruedas adaptada. Sólo puede mover los labios y vive conectada a dos marcapasos, un respirador artificial y un ratón bucal de ordenador que transformó su vida.

"Quiero vivir, pero sola no puedo, y a los Gobiernos no parece importarles"

Más información

Quiere vivir. Nunca se le pasó otra cosa por la imaginación. "Las noticias sobre Ramón Sampedro o sobre Jorge León nos entristecen pero comprendemos su actitud. Siendo situaciones físicamente parecidas no son equiparables". Ninoska sufrió el accidente de muy niña. No ha conocido otra vida. Ella dice que olvidó el accidente. Acepta las circunstancias de la existencia pero se rebela contra el olvido de quienes parecen instarle a vivir y no hacen absolutamente nada para permitírselo porque hasta para respirar necesita ayuda.

"Estoy cansada de repetir lo mismo. Cansada de ser instrumentalizada, de que los periodistas acudan a mí cada vez que ocurre el hecho luctuoso de que un tetrapléjico que se quita la vida y luego las cosas sigan igual. Sí, quiero vivir, pero yo sola no puedo y a los gobiernos de este país no parece importarles lo más mínimo. Quiero que se hable de nuestras necesidades, de que no están cubiertas, de que los gobiernos central y navarro nos tienen en una marginación absoluta. Si hablas del Movimiento de Vida Independiente y de nuestro foro en Internet, entonces de acuerdo", apunta con rotundidad la periodista al entrevistador.

Ninoska alude al movimiento por los derechos de las personas con problemas de movilidad. El manifiesto del Foro rechaza explícitamente "la impunidad" ante el incumplimiento de las leyes y normas que garantizan igualdad de condiciones de todos los ciudadanos y es rotundamente partidario de permitir que cada persona "asuma las riendas de su propia vida".

Recuerda que los tetrapléjicos no pueden acceder al sistema educativo en igualdad de oportunidades y exige que se establezca un auténtico sistema de provisión de ayudas técnicas que asegure el que las personas con discapacidad tengan los dispositivos o adaptaciones necesarias y útiles y la capacidad de seleccionar, formar y pagar a nuestros asistentes personales. Todo ello mediante fondos para que nadie que los necesite carezca de ellos por motivos económicos.

"Querer vivir es eso, porque eso es lo que necesitamos realmente para vivir", subraya esta periodista con el hablar dificultoso pero claro y conciso de alguien para quien las palabras tienen un enorme valor. Y tiene una petición: que, como persona, se le garantizase para siempre que su vida estará más que nunca en sus propias manos, aunque no pueda moverlas.

Ninoska Moral Merino, en su casa de Pamplona en el año 2000.
Ninoska Moral Merino, en su casa de Pamplona en el año 2000.LUIS AZANZA

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de mayo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50