Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EL PAÍS presenta una nueva colección de cuentos y juegos

Cada libro contiene actividades didácticas dirigidas a los más pequeños

EL PAÍS presenta hoy una nueva colección de cuentos infantiles. Un total de 35 historias tradicionales, ilustradas y adaptadas al lenguaje de los más pequeños, servirán para acercarles a la lectura de una forma fácil y entretenida. Cada libro contiene juegos y actividades didácticas especialmente pensadas para los niños. El primer cuento, Garbancito, se ofrece hoy gratis. Los 34 restantes se venderán cada sábado y domingo con EL PAÍS por 1,95 euros.

La serie recoge historias populares de autores como Andersen y los hermanos Grimm

¿Les suena la historia de Garbancito? Seguro que la canción sí: "Pachín, pachín, pachín, mucho cuidado con lo que hacéis... pachín, pachín, pachín, a Garbancito no piséis". Pues el cuento de Garbancito es ése que habla de un niño muy pequeño, que cabía en la palma de una mano, no más grande que el botón de una camisa, quizá un poco más grande que la cabeza de un alfiler, o sea del tamaño de un garbanzo.

Pero Garbancito no era un niño acomplejado. Era alegre, listo como el hambre, y solía utilizar su diminuta condición para meterse en los lugares más insospechados cada vez que hacía una trastada y así escaparse del castigo de sus padres. Y luego era muy bravucón. No le importaba hacer recados, ir a comprar azafrán al ultramarinos, pasear sólo por la calle o ayudar a su padre a recoger verduras, aunque eso le costase ser engullido por un buey y acabar en su panza con la consiguiente desesperación de sus padres.

En fin, un niño muy vivo que, pese a su estatura, sabía salir airoso de cualquier situación en la que se hallase. La típica historia de aprender a ser felices sin que las taras o los defectos nos acomplejen ante los demás.

Garbancito, de autor anónimo, es un cuento popular que, como La madre Ojanca, Masha y el oso, Abiyoyo o Las siete hermanas y la ogra pertenece a esa categoría tradicional de cuentos sobre seres pequeños pero astutos. Este cuento es el primero de los 35 que en los próximos fines de semana podrán adquirirse con cada ejemplar de EL PAÍS. El de hoy se ofrecerá gratis con el diario. Los siguientes, cada sábado y domingo, a 1,95 euros cada uno.

La mayoría de los cuentos de la colección son populares, recogidos de la vieja tradición europea por los célebres autores Hans Christian Andersen, Félix de Samaniego o los hermanos Grimm. Así, los más pequeños de la familia podrán disfrutar de cuentos tan conocidos como La princesa y el guisante, La ratita presumida, Las habichuelas mágicas, La gallina de los huevos de oro, El cuento de la lechera, El lobo y los siete cabritillos, La cigarra y la hormiga, El rey Midas, o Blancanieve y rojaflor.

Pero la colección también tiene interés por sus adaptaciones de otras obras, no tradicionales, pero sí clásicas, de grandes autores de la literatura universal. Grandes escritores como Rudyard Kipling, Marc Twain, Lewis Carroll, Charles Dickens, o Jonathan Swift se dan cita en esta colección con versiones de títulos como El libro de la selva, El príncipe y el mendigo, Alicia en el país de las Maravillas, Cuento de Navidad y Los viajes de Gulliver, con lo que los pequeños de la casa podrán iniciarse en otro tipo de historias que luego podrán releer en un futuro en su versión íntegra.

Los libros han sido editados por la Editorial Sol 90, SL con la idea de acercar a los niños por primera vez a la lectura. Ilustraciones en color, cuerpo de letra grande, no más de 40 páginas y un capítulo de actividades al final de cada número con juegos y preguntas para adentrarse en la comprensión de los textos y facilitar el primer contacto de los lectores con un nuevo vocabulario.

En definitiva, una oportunidad estupenda para evitar que los niños olviden las historias que han permanecido hasta ahora en la memoria de millones de personas y conozcan otras obras de la literatura universal que les hagan separarse por un momento de la pantalla del televisor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de mayo de 2006