El concejal de Urbanismo de Oropesa pagó parte de una parcela con dinero negro

Tomás Fabregat multiplicó por siete el precio de unos terrenos que vendió a Marina d'Or

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Oropesa, Tomás Fabregat (PP), adquirió en el año 2000, tres años antes de ser elegido edil, cinco parcelas en el municipio. La compra de una de ellas desencadenó el inicio de un litigio judicial sobre la titularidad de la misma, por lo que fue llamado a declarar, en calidad de testigo, en la instrucción de las diligencias abiertas por la querella que presentó un vecino que la reclamaba. En su declaración ante el juez, que tuvo lugar en julio de 2003, según consta en el acta, Fabregat dijo haber pagado parte de la finca "en dinero negro".

Según indica el documento que recoge su testimonio, este dijo que "entregó a cambio de la finca un millón de pesetas y, aparte, 500.000 en dinero negro". El edil aseguró ayer no recordar los términos utilizados en su declaración ni por qué habló de "dinero negro" ya que ha "cumplido con Hacienda" y con sus "declaraciones patrimoniales". "Tengo la conciencia totalmente tranquila y nada tengo que ocultar", añadió.

La declaración ante el juez tuvo lugar un mes después de que Fabregat tomara posesión como concejal de Urbanismo de Oropesa, aunque hacía referencia a una operación realizada tres años antes. Entonces, en 2000, Fabregat, junto a su esposa, adquirió cinco pequeñas parcelas entre los meses de junio y septiembre, por las que desembolsó, según figura en el registro de la propiedad, algo más de 75.000 euros. La superficie total de las cinco fincas asciende a 11.811 metros cuadrados, lo que supone que las compró a un precio medio de 6,3 euros.

En octubre, entre uno y cuatro meses después de su adquisición, el ahora edil y su esposa firmaron un contrato de compraventa con Construcciones Castellón 2000, del grupo Marina d'Or, que preside Jesús Ger, por el que vendía las cinco fincas por un precio total de 567.905 euros, es decir, por alrededor de 48 euros por metro cuadrado, lo que reportó a Fabregat y a su esposa un beneficio de 492.000 euros. Pese a que la operación de compraventa se efectuó en 2000, la inscripción pública de la misma no se realizó hasta mayo de 2003, un mes antes de que se celebraran las elecciones municipales en las que salió elegido el edil. Tomás Fabregat reconoció ayer la existencia del documento de compraventa privado con el grupo Marina d'Or, anterior a la inscripción pública. De hecho, en su declaración ante el juez también expuso que la venta se había realizado "alrededor de septiembre de 2000", aunque no pudo concretar exactamente la fecha. Ante el juez sostuvo que "creía recordar" que el contrato privado "se firmó cuatro o cinco meses después de agrupar las fincas", aunque la venta no se elevó a documento público hasta tres años después.

El edil destacó ayer que la operación se realizó "mucho antes de que fuera concejal y cuando ni siquiera sabía que iba a serlo". Fabregat señaló que se trató de una operación realizada tras la venta de un terreno y que ahora se "arrepiente de haber vendido tan pronto, porque el negocio hubiera sido haberlo mantenido". Tal como indicó ante el juez, aprovechó la posibilidad que le otorgó una inmobiliaria para la compra de las cinco pequeñas parcelas con la opción de agruparlas. "Las fincas estaban a la venta", añadió. Además, según dijo, una vez agrupadas, "las ofreció a varios constructores" y finalmente optó por Marina d'Or.

Según el registro de la propiedad, los cónyuges recibieron parte de la cantidad estipulada en dinero, mientras que el pago de otra parte quedó aplazado hasta la transmisión de un apartamento en un edificio que entonces tenía el grupo inmobiliario en construcción. Fabregat admitió la alta rentabilidad de la operación aunque sostuvo que "el precio lo marca el mercado y esa es una zona que se ha revalorizado mucho", pese a que se trata de fincas rústicas que en el Plan General de Ordenación Urbana aparecen calificadas como "agrícola protegido".

La relación entre Fabregat y Ger no se limita a la operación de estas parcelas, sino que ambos comparten la titularidad de un local comercial en el complejo Marina d'Or. Esto no ha sido óbice para que se abstenga de participar en todas las votaciones.

El edil expulsado del PSPV es socio de Ger

Las relaciones entre los concejales del Ayuntamiento de Oropesa y el grupo Marina d'Or no se limitan al que ahora es el máximo responsable de Urbanismo del Consistorio. El ahora edil en la oposición y expulsado del PSPV, José Manuel Ribes, también está vinculado al grupo que preside Jesús Ger a través de una mercantil de la que ambos son socios y en la que figuran en el registro mercantil como administradores solidarios. Este hecho ha supuesto que el concejal del Bloc en el Ayuntamiento de Oropesa, Josep Lluís Romero, anuncie su intención de recusar la participación de Ribes en las comisiones y en la votación de los puntos del pleno en los que entienda que pueda existir un "conflicto de intereses", ante la toma de decisiones de cuestiones relativas al grupo Marina d'Or, que desarrolla en el municipio un complejo que cuenta con la adjudicación provisional de la macrourbanización que rodeará el futuro parque temático Mundo Ilusión.

José Manuel Ribes constituyó la sociedad D'Or Servicios de Ocio con Jesús Ger en noviembre de 2003, meses después de las últimas elecciones municipales, en las que la candidatura que encabezaba perdió un concejal y el propio Ribes pasó de ostentar el cargo de concejal de Urbanismo a ocupar un puesto en la oposición y al margen del equipo de gobierno que ahora está en manos del PP. El objeto social de la mercantil es "la explotación de establecimiento de ocio y hosteleros. Hoteles, moteles, hostales y pensiones con restaurante", según señala el registro, donde figura que la sociedad está en activo. Sin embargo, Ribes aseguró que la empresa no tiene actividad alguna y que se creó con la intención de poner en marcha una discoteca. Además, defendió la compatibilidad de sus actividades con su cargo de concejal al entender que la sociedad que creó con Ger no está relacionada con la actividad urbanística que desarrollar el grupo Marina d'Or en el municipio.

La sociedad no es la única mercantil en la que aparece el edil expulsado del PSPV. En enero del pasado año, entró a formar parte de otra sociedad que, en este caso, se dedica a la "promoción y compraventa de inmuebles": Creaespai d'Or.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de marzo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50