Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento analizará si soterra otro tramo de la línea de Renfe en Bilbao

La Diputación promete cofinanciar el cubrimiento de FEVE en Irala

El Gobierno central estudiará si amplía en casi otro kilómetro el soterramiento de la línea de Cercanías de Renfe en Bilbao, que hace siete años ya se cubrió casi totalmente. La sociedad Bilbao Ría 2000 ha planteado esta opción al Ministerio de Fomento aprovechando las futuras obras del nuevo acceso a Bilbao, la cornisa de Olabeaga. La Diputación vizcaína se comprometió ayer a cofinanciar el soterramiento de otro tramo de FEVE.

Las trincheras del ferrocarril que hasta la pasada década han dividido varios barrios de Bilbao pueden desaparecer completamente en los próximos años. En 1999, se inauguró la línea Sur ferroviaria, el nuevo trazado de Cercanías de Renfe que jubiló un trayecto que había funcionado durante 111 años. El proyecto, después de casi tres años de obras y una inversión de 42 millones de euros, creó cuatro nuevas estaciones a lo largo de dos kilómetros por el centro urbano en sustitución de la línea por la Ría.

La ampliación, planteada por la sociedad Bilbao Ría 2000 en una reunión celebrada el pasado día 14 en Madrid con el secretario de Estado de Fomento, Víctor Morlan, afectaría a casi un kilómetro en el barrio de Olabeaga. Se trataría de variar el trazado, pegado a la Ría, hacia el interior y de manera soterrada. El proyecto ha surgido por la construcción del nuevo acceso viario a Bilbao -la cornisa de Olabeaga, que sustituirá al de Sabino Arana-, que obliga a un cambio de trazado en un pequeño tramo de la línea férrea. En lugar de acometer sólo esta obra, la idea es una actuación más integral que liberaría espacios junto a la Ría.

"Ahora tienen que estudiarlo técnica y económicamente", señaló ayer Iñaki Azkuna, alcalde de Bilbao y presidente de Ría 2000. La sociedad reunió a su Consejo de Administración, que abordó el soterramiento de otro trazado ferroviario, el de FEVE. En este caso, la construcción de la cornisa de Olabeaga lleva aparejada el cubrimiento de la línea en la zona de Basurto, pero deja al margen el soterramiento en otro barrio, el de Irala, cuyos vecinos llevan desde el pasado año demandando esta actuación.

Varios consejeros de la sociedad, en la que están representados todas las instituciones vascas y el Gobierno central y varios partidos políticos, defendieron este proyecto, aparcado hasta ahora por la inversión necesaria, que se ha calculado en 24 millones de euros.

Representantes del PNV y Ezker Batua preguntaron a los socialistas sobre la aportación del Gobierno central -en una reunión con vecinos, el PSE les comentó que se aportarían 12 millones-, pero no obtuvieron una respuesta concreta, según fuentes de Bilbao Ría 2000. El debate finalizó sin acuerdo, pero Azkuna relativizó las discrepancias. "Hemos visto la voluntad de estudiarlo en el futuro", agregó sin ofrecer plazos. La portavoz de Ezker Batua, Julia Madrazo, pidió al PSE, en un comunicado "rigor, claridad y compromiso" en este asunto y le culpó de "no realizar ninguna gestión".

Lo más concreto fue el compromiso anunciado ante la prensa por el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, quien señaló que la institución foral "cofinanciará en una cantidad importante" el soterramiento. Bilbao, quien en la reunión del consejo se comprometió a aportar dinero si el Ejecutivo central también se implica, destacó que la decisión final corresponde a los propietarios de la infraestructura férrea, FEVE, y señaló que los próximos pasos tienen que corresponden a la compañía ferroviaria y al Gobierno socialista.

El consejo de Bilbao Ría 2000 acordó dejar sobre la mesa la formalización de un préstamo de 105 millones de euros para financiar los proyectos de la zona de Basurto, que será el mayor crédito en la historia de la sociedad de regeneración urbanística.

Casi 78 millones

Bilbao Ría 2000, uno de los pocos foros donde instituciones y partidos funcionan casi siempre por consenso, tendrá este año el mayor presupuesto de su historia: 77,9 millones de euros. La cifra supera en 30 millones, un 65% más, la consignación de 2005.

La capital vizcaína absorbe la mayor parte de las partidas presupuestarias, con más de 65 millones. De ellos, 12 millones se dedican al proyecto de regeneración en Basurto y Olabeaga y casi ocho a la remodelación de La Alhóndiga, que se convertirá en un centro cultural y de ocio. Otras partidas se destinan a los proyectos en Abandoibarra, Ametzola, Bilbao La Vieja y la nueva estación del ferrocarril de Miribilla, entre otros.

El Consejo de Administración acordó la adjudicación de la plaza central del nuevo área de Abandoibarra por un importe de 8,2 millones, que incluye un aparcamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de marzo de 2006

Más información