Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un constructor declara al juez que pagó 108.000 euros de comisiones

Salguero asegura que le dijeron que "el dinero iba para más arriba"

El constructor Juan Antonio Salguero declaró ayer al juez que investiga el presunto pago de comisiones en las obras realizadas por Adigsa durante la época de CiU, que desembolsó 108.000 euros por ese concepto. Según su relato, la persona que le exigió el pago fue José María Penín, pariente lejano del ex consejero de Política Territorial Felip Puig, y que le aseguró que el dinero no se lo quedaba él, sino que "iba más para arriba".

Salguero es un pequeño constructor que regentaba tres empresas -Demestir, Reluxex y otra que llevaba su nombre- y que realizó varios trabajos de rehabilitación de viviendas para Adigsa durante los años 2003 y 2004. Con uno de esos trabajos de reforma, realizado en Artesa de Segre, hubo un desacuerdo con la Generalitat en el proceso de contratación y no se le abonaron los 350.000 euros que reclamaba.

Fue entonces cuando Salguero salió a la luz pública para explicar que había pagado comisiones. La fiscalía le llamó a declarar durante la investigación abierta a raíz de la acusación de Pasqual Maragall de que en la época de CiU se pagaban comisiones del 3%. Al final Salguero acabó como imputado después de que el juez admitiese la querella del fiscal contra ocho personas.

En esa condición de imputado, Salguero declaró ayer ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Barcelona durante casi dos horas y reiteró que había pagado comisiones del 20% en las obras que realizó en 18 viviendas de Adigsa. Fueron 108.000 euros, concretó Salguero, que abonó en tres pagos: dos de 30.000 euros y otro de 48.000 euros.

Relaciones familiares

Los dos primeros pagos, siempre de acuerdo con la versión de Salguero, fueron en metálico. Uno de ellos se lo entregó directamente a José María Penín. El otro lo pasó a buscar directamente por su domicilio Jordi Honrubia, cuñado de Penín y la persona que le puso en contacto con él. Honrubia también es constructor y está imputado igualmente en el caso. Su declaración ante el juez está prevista para el próximo día 30 de marzo.

Además, Honrubia es la persona a la que Salguero realizó el tercer pago de 48.000 euros en concepto de comisión girando hacia su empresa dos facturas por obras realizadas en Igualada y Tarragona. Cuando Honrubia declaró en la fiscalía negó que esas facturas correspondiesen a ninguna comisión y dijo que eran un regalo que le hizo Salguero en agradecimiento por haberle buscado trabajo como constructor. Otros testigos han declarado que Honrubia era la persona que les enseñaba viviendas para que realizasen obras de rehabilitación.

En otro momento Salguero declaró que no podía concretar dónde fue a parar el dinero que abonó en concepto de comisión, aunque sí precisó que Penín le había comentado en una ocasión que no se lo quedaba él, sino que "iba más para arriba". Penín, como la inmensa mayoría de la cúpula de Adigsa en aquella época, era militante de Convergència Democràtica (CDC).

Salguero también relató que el procedimiento habitual es que Penín encargase las obras verbalmente y sin presupuesto. Era una simple cuestión de confianza impropia de una administración que, al final, dejó de pagar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de marzo de 2006