Dimite la ministra sueca de Exteriores por mentir sobre las viñetas de Mahoma

La ministra de Exteriores de Suecia, Laila Freidval, presentó ayer renuncia de su cargo tras comprobarse que había mentido en relación con su actuación en el cierre de la página digital del derechista partido minoritario Sverigedemokraterna (SD), que reprodujo las caricaturas de Mahoma. El anuncio fue realizado en una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro, Göran Persson.

La ministra admitió que su situación al frente de la cartera de Exteriores se había vuelto "insostenible" y constituía un lastre para "el Gobierno, el partido y el propio ministerio". Su dimisión fue aceptada por el primer ministro, evitando así una resolución afirmativa de un voto de desconfianza por parte del Parlamento.

Cuando trascendió que Freivald había conocido con anticipación las gestiones de un funcionario del ministerio ante la empresa servidora de la página web del SD para su cierre, algo que había negado en el mes de febrero, la oposición de cuatro partidos de derecha que lidera el Conservador, la acusó de haber transgredido los principios de libertad de expresión consagrados en la Constitución y decidió pedir su renuncia. En esta misma tesitura se pronunció el Partido del Medio Ambiente, que junto con el de Izquierda apoyan al Gobierno socialdemócrata de Persson.

Los contratiempos de la ministra no comenzaron con este episodio sino que surgieron a raíz de la catástrofe del tsunami, de la que se cumplió un año el pasado mes de diciembre, y en la que su actuación como responsable de Exteriores fue examinada por la Comisión Parlamentaria Constitucional, que comprobó una serie de omisiones y carencias en la asistencia a los compatriotas que se encontraban en la zona de la catástrofe. Freivald había concurrido a una función de teatro la noche en que debía haber estado decidiendo medidas de asistencia a las víctimas.

A seis meses de las elecciones generales de septiembre próximo, la alianza de los partidos de derecha denominados burgueses (Partido Conservador, Partido Liberal y Partido del Centro y Demócrata Cristiano), que aspira a sustituir al Gobierno socialdemócrata de Göran Persson, explotó al máximo este episodio y ya entonces reclamó la renuncia de la ministra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de marzo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50