Los municipios de La Safor piden un plan especial de reforestación

Gandia destina 100.000 euros a recuperar el paraje de La Caldereta

Los ayuntamientos afectados por el gran incendio que destruyó el pasado fin de semana 1.900 hectáreas en La Safor pedirán a la Generalitat que la zona sea declarada de "reforestación preferente". El Ayuntamiento de Gandia fue más lejos y anunció que solicitará al Ministerio de Medio Ambiente medidas económicas y sociales extraordinarias como las aplicadas tras el trágico incendio de Guadalajara en 2005.

Los ayuntamientos afectados por el incendio que este fin de semana ha arrasado 1.900 hectáreas del macizo del Mondúver, en la comarca de La Safor, han empezado a hacer balance del coste medioambiental del siniestro y a establecer las primeras medidas de acción conjunta. Los alcaldes y portavoces municipales del PSPV en las poblaciones de Barx, Xeresa, Xeraco, Gandia, y Simat, Benifairó y Tavernes de la Valldigna instarán a la Generalitat a que declare la "reforestación preferente" de la zona, y pedirán a las administraciones un "plan especial de actuación" en el terreno quemado.

El gobierno de Gandia (PSPV y Bloc-EV) va más lejos y solicitará al Ministerio de Medio Ambiente que apruebe para La Safor las medidas extraordinarias que se acordaron tras el incendio de Guadalajara, con 11 víctimas mortales. Se refiere al decreto especial del Gobierno que estableció una serie de ayudas como beneficios fiscales a los propietarios de terrenos afectados; un presupuesto extraordinario para la regeneración de la zona; y convenios con el Inem para contratar a desempleados en tareas de silvicultura forestal.

El incendio, que se inició la noche del pasado viernes en el término de Simat de la Valldigna, estuvo activo durante todo el fin de semana y no quedó controlado hasta las 13.00 del lunes. Hoy esta previsto que se dé por "extinguido". El fuego ha alcanzado varios espacios naturales de alto valor ecológico, incluidos en la Red Natura 2000 de la Unión Europea. Ha quemado una zona del bosque mediterráneo de la Serra de Barcella, y Els Madallars, en los municipios de Xeresa y Xeraco. También el Pla de Santoma, en Benifairó de la Valldigna, y Les Foies, en Simat. En Gandia han sido 480 las hectáreas arrasadas, según un informe inicial del departamento municipal de Medio Ambiente. El fuego alcanzó también 94 hectáreas de uno de los parajes naturales más apreciados del municipio, la finca de La Caldereta, cerca de un 17% de su superficie. El Consistorio gandiense destinará una partida de 100.000 euros para iniciar los trabajos de recuperación de este entorno.

Los municipios afectados también exigen a la Generalitat que revise el plan de prevención de incendios, y amplíe su acción a todo el año. En ese contexto, el diputado verde de EU-L'Entesa Carles Arnal propuso ayer una "nueva política de prevención basada en la regulación de los usos, la disuasión y vigilancia con más recursos humanos y materiales". Arnal pidió la comparecencia en las Cortes del consejero de Territorio, Rafael Blasco, para que explique las "estrategias de recuperación" de los parajes arrasados. El Verds del País Valencià, por su parte, exigieron un plan urgente de reforestación del Mondúver.

El supuesto autor, ante el juez

El joven de 22 años natural de Benifairó de la Valldigna que fue detenido el pasado lunes como presunto autor del incendio que ha afectado a un perímetro de 40 kilómetros en la comarca de La Safor, pasará durante la mañana de hoy a disposición judicial en el Juzgado de Instrucción número 5 de Sueca.

La Guardia Civil de Gandia, encargada de la investigación del incendio, dio con su pista tras rastrear la llamada al teléfono de emergencias 112 que alertó del inicio del fuego. Al parecer, según fuentes cercanas a la investigación, el joven tiró unas cartas que había quemado a un contenedor situado en la urbanización de Les Foies, en Simat de la Valldigna. Eran alrededor de las 23.00 del pasado viernes. El fuerte aire de poniente que soplaba en la zona propagó las llamas desde el contenedor, y se inició un incendio incontrolable.

Según la Delegación del Gobierno, todo apunta a que se trató de una "imprudencia" fatídica. En el caso de que quede demostrada la autoría, el joven podría tener que hacer frente a una multa millonaria, e incluso a penas de prisión. Los ayuntamientos afectados preparan la documentación con la valoración de los daños y los gastos por los medios movilizados para que se una al sumario judicial, y pedirán una indemnización.

Además de este joven también ha sido interrogado un menor, que quedó después bajo tutela de sus padres. Según fuentes de la Guardia Civil, el menor "sólo acompañaba" al otro detenido.

Un helicóptero de extinción sobrevoló en la mañana de ayer las zonas arrasadas por los siniestros de La Safor (1.900 hectáreas) y Vilamarxant (68 hectáreas) para comprobar que no se reactivan, según informaron fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias. En el área de monte de Vilamarxant continuaron trabajando brigadas de la Generalitat y Diputación de Valencia, así como bomberos del Consorcio provincial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de marzo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50