Fernando Schwartz gana el Primavera con 'Vichy, 1940'

La puertorriqueña Mayra Santos-Febres fue finalista con 'Nuestra señora de la noche'

La creación de una historia cosmopolita, de las razones que llevan a un héroe a convertirse en villano y a un villano a convertirse en héroe, le ha permitido a Fernando Schwartz (Ginebra, 1937) ganar el Premio Primavera de Novela con Vichy, 1940 y sus 200.000 euros. Mayra Santos-Febres (Puerto Rico, 1966) resultó finalista del premio que convocan Espasa Calpe y Ámbito Cultural de El Corte Inglés con Nuestra señora de la noche .

Su experiencia como diplomático y 10 años de trabajo se esconden tras las páginas de Vichy, 1940, una novela en la que hay amores imposibles como el que mantiene el protagonista con una joven alemana de origen judío. Fernando Schwartz sostiene que el trabajo que desempeñó durante varios años de su vida le ha servido de inspiración para recrear algún personaje, pero que "no tiene nada que ver conmigo". El escritor explica que "el nudo gordiano de la novela es una trágica historia de amor. En el principio de una guerra siempre hay un gran desconcierto, y en Vichy, en medio de la Francia perseguida y torturada, existe un grupo de gente, sólo víctimas, que están decidiendo de qué lado están en esa guerra para evitar que les atropelle el tranvía. No es una novela de héroes, sino de víctimas", asegura Fernando Schwartz.

El escritor, que se encontraba en Mallorca cuando le fue comunicado el premio, señaló que su obra es "muy plástica y visual. La situación que viven cada uno de los personajes les convierte en seres confusos, obligados a vivir situaciones que les transforman".

Fernando Schwartz, diplomático de carrera, ha residido a lo largo de su vida en Roma, Viena, Centroamérica, París, Londres, Nueva York, Kuwait y La Haya.

La historia que le ha permitido alzarse con el Premio Primavera de Novela está situada en la ciudad francesa de Vichy, en el segundo semestre de 1940, en el período en que el Gobierno francés se asienta en esa ciudad balneario donde se establece un régimen político de carácter colaboracionista instituido en la II Guerra Mundial tras el armisticio franco-alemán, con el mariscal Pétain al frente.

El jurado del Premio Primavera de Novela, formado por Ana María Matute, Ángel Basanta, Antonio Soler, Pilar Cortés, Mercedes Castro y Ramón Pernas, tuvo que encontrar la mejor de las obras entre 407 originales de 26 países que se presentaron a la X edición. Tanto la novela ganadora como la finalista contaron con el apoyo de todos los miembros del jurado, según la presidenta, Ana María Matute. Ambas novelas serán publicadas el próximo 15 de abril.

Ángel Basanta destacó que la novela de Fernando Schwartz está construida en dos planos: uno de ellos refleja la capacidad más o menos rápida de la ciudad balneario para transformarse en refugio de políticos, periodistas, espías y artistas, entre otra gente variopinta que vive al límite en ese momento tan puntual de su vida. Y el otro describe la intensa relación que viven el diplomático y una joven antinazi, que constatan que su "profundo amor está condicionado por la guerra".

La novela de Mayra Santos-Febres narra el amor imposible entre una madame y un joven licenciado. La escritora, autora de obras como Sirena Selena vestida de pena y Cualquier miércoles soy tuya, recibió el premio, dotado con 30.000 euros, como "un gran regalo de aniversario porque acabo de cumplir los 40", señaló en conversación telefónica desde Puerto Rico. La obra de Santos-Febres es, según el jurado Ramón Pernas, "sensual, plástica, llena de color y poesía".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de marzo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50