El 62% de los menores inmigrantes de la capital estudia en colegios públicos

Sindicatos y oposición piden que más alumnos extranjeros vayan a centros concertados

La escuela pública sigue concentrando a la mayor parte del alumnado extranjero de la capital. Los colegios concertados y privados acaparan el grueso de estudiantes en general, pero el 62% de los menores inmigrantes están escolarizados en centros públicos, según datos del Ayuntamiento. PSOE e IU, así como los sindicatos CC OO y UGT, reclaman una normativa de escolarización que equilibre el reparto de inmigrantes entre la escuela pública y la concertada. El consejero de Educación, Luis Peral, cree que un mayor número de inmigrantes "no significa que el colegio sea peor".

Los estudiantes extranjeros en la capital ya son 54.579, lo que representa el 12,4% del total de 437.546 alumnos que están escolarizados en las enseñanzas de régimen general (obligatorias y no obligatorias hasta los 18 años). Así lo refleja la estadística del Ayuntamiento de Madrid con respecto al curso 2004-2005.

En virtud de estos datos, el reparto de los inmigrantes entre la red pública y la concertada es muy desigual: sólo el 38% del alumnado extranjero está matriculado en colegios concertados o privados, mientras que el 62% restante estudia en públicos.

En Madrid sólo hay cuatro distritos (Villaverde, Villa de Vallecas, Vicálvaro y Barajas) donde hay más alumnos en colegios públicos que privados, pero también soportan unos porcentajes de inmigración superiores al resto de la ciudad (63%). "Estas cifras son aún más escandalosas si tomamos sólo el ciclo de primaria, que es donde está todo el grueso de la inmigración", denuncia Francisco García, portavoz de Educación de CC OO.

La mayoría del alumnado de primaria (sin distinguir nacionalidades) se escolariza en centros privados (un 53% en centros concertados y un 12% en no concertados), mientras que estos centros sólo acogen al 36% del alumnado extranjero.

En la etapa de primaria, además, el peso del alumnado extranjero sobre el total asciende al 16% (23.482 alumnos). De éstos, en la enseñanza pública está matriculado el 64%. "Mientras la enseñanza concertada escolariza a más de la mitad de los alumnos de primaria (53%), sólo matricula al 32% de los inmigrantes", denuncia la Federación de Enseñanza de CC OO.

Las diferencias en algunos barrios son abrumadoras. En Retiro, la concertada escolariza al 69% del total de alumnos de primaria, y la red pública, sólo al 25%. Sin embargo, el 78% del alumnado de origen extranjero está en la pública, y sólo el 21% en la concertada. Centro es uno de los distritos con mayor concentración de inmigrantes, con un porcentaje sobre el total que alcanza el 41%.

CC OO, UGT, PSOE, IU y la Federación de Padres Giner de los Ríos reclaman desde hace años a la Consejería de Educación unas normas de admisión de alumnos que corrijan estas diferencias entre las redes educativas. "Y también en la escolarización de otros alumnos desfavorecidos, como los procedentes de la etnia gitana", señala Adolfo Navarro, portavoz socialista en Educación.

"La enseñanza pública hace diez años escolarizaba al 51% de los alumnos de la región. Ahora estamos más de diez puntos por debajo de esa cifra", afirma Jorge García, portavoz de IU en Educación. Éste añade que el Defensor del Menor ha alertado ya en sus informes de que la escuela pública corre peligro de convertirse en un gueto.

Desde la Federación de Padres Giner de los Ríos, su presidenta, Mercedes Díaz, denuncia que la escuela concertada "elige a sus alumnos". "Quien debe elegir son los estudiantes al colegio, y no al revés", critica.

El consejero de Educación, Luis Peral, responde con los resultados del pasado examen de evaluación de sexto de primaria. "En el examen, muchos colegios con un alto porcentaje de inmigración obtuvieron unos resultados excelentes. No es verdad que un centro con muchos extranjeros sea malo", replica.

La pugna entre la escuela pública y la concertada por conseguir alumnos tiene un buen ejemplo en el distrito de Hortaleza. Allí, el colegio público Virgen del Cortijo, muy cerca del nuevo barrio de Sanchinarro, tiene 355 estudiantes y el año que viene empezará a funcionar como centro bilingüe. Escolariza a 47 inmigrantes y a 62 de etnia gitana, de los que 40 llegan en autobús desde el poblado chabolista de Los Olivos (Fuencarral-El Pardo).

Falta de alumnos

El equipo directivo y la asociación de padres del colegio, que ha cumplido 25 años, tienen miedo a que el centro termine desapareciendo. Sus miedos se basan en dos motivos: han sido suprimidas algunas aulas por la falta de alumnos en infantil y el curso que viene abrirá, a 200 metros, el colegio Valdefuentes, un flamante centro concertado con piscina cubierta incluida y con una educación basada en la doctrina cristiana.

Cuando el colegio concertado esté a pleno rendimiento, podrá acoger a más de 1.000 alumnos. Y desde el Virgen del Cortijo temen que haya una espantada hacia el concertado.

"Creemos que los 40 alumnos de Los Olivos [que proceden de un poblado chabolista] tienen que ser repartidos equitativamente entre todos los colegios de la zona, incluidos los concertados. Si fuese así, los otros 22 alumnos gitanos que tenemos quedarían bien repartidos", explica Begoña Briones, presidenta de la asociación de padres del centro.

El equipo directivo está de acuerdo: quiere que el alumnado desfavorecido se reparta, y aclaran, a renglón seguido, que no son racistas. "Aquí convivimos todos y tenemos un modelo multicultural. Pero los alumnos con más problemas no tienen oportunidad de salir adelante si están todos concentrados", concluyen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 06 de marzo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50