La gripe aviar

El Gobierno pone en manos de Defensa el grueso de los antivirales contra la gripe aviar

El Centro Militar de Farmacia, en Madrid, guarda 132.000 tratamientos adquiridos por España

El Gobierno ha encargado al Ministerio de Defensa la custodia de 132.000 tratamientos completos de antivirales, adquiridos por España para combatir una posible epidemia humana de gripe aviar, que se guardan en el Centro Militar de Farmacia de la Defensa, en Madrid. La ministra de Sanidad, Elena Salgado, anunció ayer la inmediata distribución de 2.300 tratamientos ya encapsulados a las comunidades autónomas para atender posibles focos. Un lote similar de tratamientos antivirales ha sido repartido por las embajadas españolas en los países donde está más extendida la enfermedad en aves. Sanidad espera disponer de medio millón de dosis en unos meses y hasta 10 millones a largo plazo.

Más información
El Gobierno eleva a 34 los humedales de riesgo de contagio de la gripe aviar en España
2.300 tratamientos
Protocolo para aviones
Encerrados
Sacrificio de aves

El hecho de que la práctica totalidad de los hospitales y centros sanitarios haya sido transferida a las comunidades autónomas ha llevado al Gobierno a poner en manos de la Sanidad Militar, dependiente del Ministerio de Defensa, el almacenamiento y custodia de los 132.000 primeros tratamientos de Tamiflu. Éste es el antiviral que se presenta como la primera línea de defensa frente a la gripe aviar en humanos, mientras se desarrolla una vacuna. Esta cantidad se considera una reserva estratégica, incluida en el Plan Nacional de Preparación y Respuesta ante una Pandemia de Gripe. De esta reserva se iría disponiendo en caso de necesidad, siempre bajo control de Sanidad y prescripción médica.

Las fuentes consultadas indicaron que lo que se almacena en las instalaciones de Defensa es el principio activo del antiviral, en forma de polvo. Esta presentación tiene una caducidad de 10 años, frente a los cinco años de las cápsulas de Tamiflu, de las que sólo se disponen para unos 4.000 tratamientos, que son los que se distribuirán inmediatamente entre comunidades autónomas y algunas embajadas. En los meses de mayo y junio llegarán más tratamientos de Tamiflu con destino a las comunidades autónomas, según el Ministerio de Sanidad. A largo plazo se cubrirá el equivalente al 20% de la población, según la recomendación emanada de los estudios de las necesidades de los grupos de riesgo.

En caso de necesidad, el medicamento sería reconstituido por los farmacéuticos militares con agua y un conservante según las proporciones establecidas por el fabricante -Roche-, para su distribución en forma de dosis líquidas. Este proceso de reconstitución de medicamentos es algo habitual en las farmacias hospitalarias. La industria farmacéutica militar, con centros en Madrid, Granada y Burgos, produce actualmente casi un centenar de medicamentos.

El Tamiflu, que se almacena de forma centralizada para poder atender futuras necesidades donde se produzcan en el territorio español, se destina en principio al llamado personal de servicios esenciales. En este personal está incluido todo el movilizado en caso de crisis y, sobre todo, el personal expuesto:áquel que, por su cometido, tenga el peligro de entrar en contacto con el virus. Como ejemplos de servicios esenciales, Sanidad cita al Seprona, Protección Civil, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, los bomberos, y personal sanitario y veterinario.

Fuentes de Defensa indicaron que el hecho de que los antivirales se guarden en una instalación militar no significa que se haya previsto una reserva específica para las Fuerzas Armadas; aunque, lógicamente, "si al Ejército se le ordenara la recogida de aves muertas, como se ha hecho en Alemania, habría que adoptar medidas terapéuticas con el personal encargado de esta misión".

El Grupo de Trabajo Científico Europeo sobre Gripe (ESWI), que agrupa a 20 organizaciones internacionales y 9 compañías farmacéuticas, afirma que el Tamiflu reduce en un 38% la gravedad de los síntomas, en un 37% su duración y en un 67% las complicaciones secundarias. Es imprescindible administrarlo precozmente, en el primer o segundo día tras la infección, pero como también es útil como tratamiento preventivo, se recomienda para evitar los contagios.

Un veterinario disecciona aves muertas en el laboratorio patológico del instituto de plagas en alimentos, medicinas y animales, en Berlín.
Un veterinario disecciona aves muertas en el laboratorio patológico del instituto de plagas en alimentos, medicinas y animales, en Berlín.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS