Cartas al director
i

Asunto del Estado

Le remito al señor Luis Goytisolo una serie de comentarios sobre su carta al director "Que los muertos entierren a los muertos", publicada el miércoles 22 de febrero:

1. El número de personas que se calcula aún permanecen enterradas en inhumaciones ilegales de la Guerra Civil supera ampliamente las 30.000 personas.

2. Estas personas no murieron en combate, fueron víctimas de "ejecuciones extrajudiciales", o sea, de asesinatos políticos. Supongo que usted habrá oído hablar de escuadrones de la muerte, desaparecidos, etcétera, y por supuesto se escandaliza cuando se trata de Argentina, Guatemala, Perú...

3. Estas víctimas, casi en su totalidad, pertenecen al bando de los defensores de la legalidad democrática. Los vencedores de la guerra, en los años cuarenta, recogieron y enterraron a sus muertos en un mausoleo levantado por mano de obra esclava. Durante cuatro décadas, los herederos y supervivientes recibieron todo tipo de pensiones, privilegios, reconocimientos, indemnizaciones.

4. No sé si "eso de los muertos es cosa suya o no". Lo que sí es seguro es que es cosa del Estado español, que en este asunto incumple de manera sistemática la normativa y jurisprudencia internacional sobre derechos humanos, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

Si quiere información, puede usted consultar el documento del Equipo Nizkor de Derechos Humanos La cuestión de la impunidad en España y los crímenes franquistas, o el informe de Amnistía Internacional del 18-7-05 titulado España: poner fin al silencio y a la injusticia.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 23 de febrero de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50