Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS CARICATURAS DE LA DISCORDIA

La UE organiza giras diplomáticas para rebajar la tensión con los musulmanes

Solana inicia una gira por Oriente Próximo tras la crisis de las viñetas de Mahoma

La UE lanzó ayer una ofensiva de desagravio hacia el mundo musulmán con la visita a Oriente Próximo de Javier Solana, coordinador de la política exterior. "En la UE profesamos un profundo respeto a los musulmanes", declaró Solana tras entrevistarse en Yeda (Arabia Saudí) con Ekmeleddin Ihsanoglu, secretario general de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI). La misión del dirigente europeo se desarrolla en un entorno muy hostil. Según Ihsanoglu, los musulmanes son en Europa como "los judíos antes de la II Guerra Mundial".

Arabia Saudí, la tierra que custodia los lugares más sagrados del islam (Meca y Medina), Egipto y Jordania son las etapas que Solana va a cubrir esta semana en su campaña de acercamiento europeo a los musulmanes, coincidente con la del ministro de Exteriores alemán Frank-Walter Steinmeier, de visita a Jordania y Turquía con un mensaje de tolerancia. El presidente francés, Jacques Chirac, tiene previsto también visitar el reino entre el 4 y 6 de marzo.

"El mensaje que quiero transmitir en nombre de los europeos es uno de profundo respeto al islam", declaró Solana tras entrevistarse con Ihsanoglu, el turco que coordina los intereses de los 57 países de la OCI. "Le he manifestado el profundo pesar que nos ha producido el ver que se han herido sentimientos religiosos". Ambos hablaron de cómo evitar que pueda repetirse una situación semejante. "Estamos de acuerdo en la importancia de la tolerancia mutua y lo inaceptable de la violencia. A las ofensas no se puede responder con violencia".

La violencia de la pasada semana ha costado más de una decena de vidas en varios países musulmanes y ha profundizado el sentimiento de acoso y explotación que muchos islamistas sienten con respecto a Occidente. Lo expresó con fuertes palabras el secretario general de la OCI. "Desgraciadamente entre los musulmanes se empieza a sentir eso como un nuevo 11-S dirigido contra ellos", manifestó Ihsanoglu, para quien los musulmanes se sienten hoy en Europa como "los judíos antes de la II Guerra Mundial".

"Los países de la OCI esperan que la UE considere la islamofobia como un fenómeno peligroso que hay que vigilar y combatir, al igual que se hace con la xenofobia y el antisemitismo", señaló el dirigente islámico, quien reclamó que la ONU también se implique en la misión y adopte medidas para imponer "el respeto a todas las religiones y la prohibición de difamar a las religiones y a los profetas".

Tras su entrevista con Ihsanoglu, Solana fue recibido por el ministro de Exteriores saudí y rindió visita al rey Abdalá Abdulaziz antes de volar anoche a El Cairo, donde hoy se entrevistará con el presidente Hosni Mubarak y el secretario general de la Liga Árabe, Amr Mussa. Mañana acudirá a Jordania y el jueves a Palestina e Israel.

En Jerusalén estuvo ayer el jefe de la diplomacia alemana, Frank-Walter Steinmeier, para dialogar sobre la irrupción de Hamás en la escena política y el Irán con ambiciones nucleares. Las caricaturas volverán a ser tema de discusión de Steinmeier durante su entrevista con el presidente palestino, Mahmud Abbas, y en la visita al Ammán y Ankara.

La posición de Alemania la expuso con claridad Steinmeier el sábado junto con su colega turco, Abdulá Gül, en un artículo conjunto aparecido de forma simultánea en el alemán Bild Zeitung y el turco Hürriyet. "La libertad de expresión y de prensa son pilares básicos de la democracia", escriben los ministros. "Allí donde estos valores se ponen en tela de juicio se dañan los derechos del hombre y del ciudadano".

No obstante, sostienen Steinmeier y Gül: "No hay ningún derecho sin responsabilidad. Tendríamos que llevar adelante nuestras discusiones en el espíritu del respeto de los sentimientos culturales y religiosos del otro. Las provocaciones que tocan a la médula del otro no pueden ser en ningún lugar del mundo una contribución a la convivencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de febrero de 2006