Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS CARICATURAS DE LA DISCORDIA

La policía dispersa a 5.000 manifestantes en Pakistán

Más de 5.000 universitarios se manifestaron ayer en Peshawar, al oeste de Pakistán, contra las caricaturas de Mahoma y fueron dispersados por la policía cuando intentaron atacar un colegio universitario de orientación cristiana, según informaron fuentes policiales. Los estudiantes, que atacaron carteles publicitarios de la compañía noruega Telenor, gritaron consignas como "¡Muerte a América!" y "¡Alá es grande!". La policía utilizó gases lacrimógenos y detuvo a 16 personas.

En los últimos días, las manifestaciones de repudio han sido frecuentes en Pakistán. El presidente, Pervez Musharraf, firme aliado de Estados Unidos, reiteró ayer su malestar por las viñetas, que a su juicio han servido "para unir a musulmanes moderados y radicales en las protestas".

El mandatario recalcó que los periódicos que han publicado los dibujos "se olvidaron por completo de las consecuencias que éstas podrían acarrear para el mundo, la paz mundial y la armonía entre todos". "Los más moderados de los musulmanes han salido a la calle a manifestarse porque han herido los sentimientos de todos nosotros. Todos -moderados, ultramoderados y radicales- lo condenamos", concluyó.

Musulmanes daneses

En Dinamarca, foco original del agravio sentido por millones de musulmanes, el primer ministro se reunió ayer con los Musulmanes Democráticos, una red creada en diciembre por el diputado liberal nacido en Siria Naser Jader. El primer ministro danés, Anders Fogh Rasmussen, lamentó "la falsa imagen que se ha creado de Dinamarca como una sociedad cerrada e intolerante" y valoró que Musulmanes Democráticos luche contra ello. "Somos daneses, musulmanes y demócratas y no nos gusta ver quemada nuestra bandera", le secundó Jader.

El primer ministro habló de reunión fructífera y de propuestas valiosas, sin dar detalles. Tampoco fue mucho más explícito el parlamentario, quien insistió: "Nos interesa mucho solucionar la crisis. Lo que está pasando no beneficia al islam".

Jader señaló que Musulmanes Democráticos pretende ofrecer una cara distinta a la de los musulmanes vociferantes. En su web, el grupo plantea una lista de 10 mandamientos en la que incluye la separación entre Iglesia y Estado o la igualdad entre los sexos. También señala que Musulmanes Democráticos apoya la libertad de expresión para aquellos con los que más discrepan, entre los que se encuentran los islámicos radicales. Éstos se lamentaban ayer de no haber sido invitados a la reunión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de febrero de 2006