La Agencia Tributaria afirma que no cometió un error en el caso de Terra Mítica

La Agencia Tributaria considera que no cometió un error en la tramitación de su investigación sobre la presunta trama de facturas falsas en Terra Mítica, y ayer anunció que se adhiere a los argumentos esgrimidos por la Fiscalía para recurrir el auto de la sección tercera de la Audiencia de Valencia que anula las actuaciones penales por ese supuesto error: el no haber escuchado

a la parte a la que se ha investigado y cuyos datos iban a ser denunciados.

Un portavoz de la Agencia Tributaria apeló ayer al Real Decreto 2063/2004, de 15 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento general del régimen sancionador tributario, para asegurar que el expediente a Terra Mítica se tramitó correctamente, porque cuando se inició la investigación no era preceptivo dar audiencia al denunciado y ese paso queda al margen de la retroactividad de la ley.

El reglamento aprobado por este Real Decreto será de aplicación a las infracciones tributarias cometidas con posterioridad a la entrada en vigor de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, y con anterioridad a la entrada en vigor del reglamento aprobado por este Real Decreto, siempre que la sanción impuesta no haya adquirido firmeza.

Fiscalía

La fiscalía sostiene igualmente que la obligación de escuchar a la parte a la que se ha investigado y cuyos datos van a ser denunciados está recogido en ese artículo, pero que la norma, aprobada en 2003, no tiene carácter retroactivo. El auto de la Audiencia fue la respuesta al recurso de uno de los 23 imputados, Francisco Escoto, responsable de una de las 17 mercantiles denunciadas (entre ellas Terra Mítica Parque Temático de Benidorm).

La investigación de la Agencia Tributaria arrancó en 2000 y sus resultados los entregó a la Fiscalía a finales de junio pasado, tras haber apreciado un delito fiscal por importe de 4,4 millones de euros en los ejercicios 2000 y 2001 a través de la defraudación en los impuestos de IVA y de Sociedades.

La Fiscalía implicó a 17 empresas, entre ellas Terra Mítica Parque Temático de Benidorm y dos sociedades del empresario Vicente Conesa. Las dos empresas de éste concentran más de la mitad del total defraudado, 2,7 millones de euros. A Terra Mítica se le imputa una defraudación de 180.000 euros. La Agencia Tributaria optó por un expediente conjunto porque entendió que existía trama. Y lo hizo apenas dos meses antes del plazo de las primeras prescripciones, que hubieran sido en septiembre pasado.

Devolver la causa al momento previo a que la Agencia Tributaria cerrara el expediente significa que el tiempo que quedaba, para la prescripción de los delitos fiscales cometidos en 2000 se empezará a consumir en cuanto el juez instructor decrete el archivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de febrero de 2006.