Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CONFLICTO DE ORIENTE PRÓXIMO

La UE sólo ayudará a los palestinos si Hamás renuncia al terrorismo

Los ministros de Exteriores deciden esperar a conocer los primeros pasos de los islamistas

Una Unión Europea descolocada por el aplastante triunfo electoral de Hamás decidió ayer darse y dar tiempo a los futuros responsables palestinos antes de tomar decisiones de calado. La consigna es no precipitarse y esperar a ver cómo reacciona Hamás. La UE insiste en que el grupo que combate a Israel sin escatimar medios debe renunciar a la violencia y al terrorismo y reconocer al Estado hebreo. A esas mismas conclusiones llegó ayer en Londres el Cuarteto para Oriente Próximo (ONU, UE, Estados Unidos y Rusia).

"La UE debe reflexionar para buscar una estrategia. Estamos ante una nueva situación. No debemos precipitarnos", fue la tesis defendida ante sus colegas por el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Mientras se elabora la estrategia, los ministros han optado por defender los principios consolidados de la relación entre Bruselas y la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

En un sutil y significativo cambio de orden del párrafo clave del comunicado de ayer, la UE pidió al Parlamento palestino, dominado por los 76 escaños de Hamás entre 132, "que apoye la formación de un Gobierno comprometido con una solución pacífica y negociada del conflicto con Israel, basada en los acuerdos existentes y en la Hoja de Ruta". Si se cumplen esas condiciones, "la Unión Europea está dispuesta a mantener su apoyo" a Palestina.

En el borrador previo a la discusión de los ministros, el mantenimiento de la ayuda europea primaba sobre la condicionalidad. "El Consejo subrayó que la violencia y el terror son incompatibles con los procesos democráticos, e instó a Hamás y a todas las demás facciones a renunciar a la violencia, a reconocer el derecho de Israel a existir y a desarmarse", se leía también en las conclusiones.

Fuentes del Consejo hicieron hincapié en que Hamás no había asumido hasta ahora responsabilidades de Gobierno y que el grupo islamista se encuentra ante una nueva situación en la que debe pronunciarse y decidir. La formación de nuevo Gobierno puede tardar hasta tres meses. El entorno es complejo, con factores pendientes como las elecciones israelíes del 28 de marzo y el espectro de un triunfo del radicalismo de Benjamín Netanyahu que haga frente al extremismo de Hamás. Tal conjunción sería un desastre para la zona y para la UE, que ha invertido ingentes esfuerzos y capitales en el proceso de paz.

De ahí la presión de los europeos sobre Hamás para inducirle al realismo, acuciado por la obligación de abonar las nóminas de más de 130.000 funcionarios y de miles de agentes de seguridad. "Tienen que ver las orejas al lobo", señaló la fuente comunitaria, "pero hay que dejarles que se moderen". A esa misma conclusión llegaron ayer por la tarde, en Londres, los integrantes del Cuarteto. Ya lo había subrayado por la mañana la secretaria de Estado de EE UU, Condoleezza Rice: "Todos decimos lo mismo, que Hamás ha de tomar decisiones y que vamos a esperar a ver qué hace".

El Cuarteto optó, también, por condicionar las aportaciones a la Autoridad Nacional Palestina. "Es inevitable que los donantes revisen las futuras ayudas en función del compromiso del Gobierno palestino con el principio de la no violencia, el reconocimiento de Israel y la aceptación de los acuerdos y las obligaciones existentes, entre ellos la Hoja de Ruta", reza el comunicado del Cuarteto leído anoche por el secretario general de la ONU, Kofi Annan. El flujo financiero, de momento, no se interrumpirá.

El Cuarteto no deja de felicitar a los palestinos por el desarrollo de las eleccionesy pide a las dos partes que respeten sus compromisos, entre ellos, en referencia a Israel, el facilitar la libertad de movimiento. Pero también insta a las Autoridad Nacional Palestina a "asegurar el orden público, a prevenir los atentados y a desmantelar los grupos terroristas".

El portavoz de Hamás en Gaza, Mosher al Masri, rechazó anoche las condiciones del Cuarteto por "servir a los intereses de Israel".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de enero de 2006