Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV respalda al ex etarra que abrió una cristalería bajo la casa de su víctima

Las calles de Azkoitia (Guipúzcoa) se han llenado de carteles en apoyo de Kandido Azpiazu, el ex etarra que en 1980 asesinó al simpatizante de UCD Ramón Baglietto y que ahora regenta una cristalería en los bajos del edificio donde vive la viuda de éste, Pilar Elías, concejal del PP. Los carteles animan a los vecinos a asistir al pleno municipal que se celebrará mañana y a una manifestación convocada para el sábado. Durante el pleno, el equipo de gobierno, formado por el PNV y EA, propondrá la aprobación de una moción en la que defiende "el derecho" de Azpiazu y de Iñaki Zuazolazigorraga, su compañero de comando y también vecino del pueblo, "a reorganizar sus vidas".

No es la única propuesta que se debatirá mañana. El concejal independiente Asier Larrañaga Ucin presentará otra en la que se denuncia "el terrible ataque mediático y pseudo-judicial que están sufriendo" y se insta a la alcaldía a "asumir los gastos que este caso va a suponer a Kandido e Iñaki". Se refiere a la decisión de la Audiencia Nacional de embargar los bienes de estos terroristas para hacer frente a la indemnización a la que fueron condenados.

La moción promovida por el PNV tiene tres puntos. En el primero, ratifica el compromiso municipal con los derechos humanos. El segundo dice: "Para poder conseguir la reconciliación y una sociedad verdaderamente unida, creemos que entre todos debemos hacer frente a los terribles hechos que han ocurrido a consecuencia de la violencia". El tercero alaba los pasos dados por Azpiazu y Zuazolazigorraga en el camino de la reinserción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de enero de 2006