Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El otro Guernika

El escritor Pérez Oca novela, basándose en testimonios de la época, el bombardeo del Mercado Central de Alicante

Sus efectos fueron tan demoledores y trágicos, al menos en cuanto al número de víctimas, como el más destacado de los bombardeos de la Guerra Civil, el que sufrió la población vizcaína de Guernika. Sin embargo, de otro homólogo episodio, que tiñó de sangre y horror Alicante, apenas hay referencias en la bibliografía de la fratricida contienda. El escritor Miguel Ángel Pérez Oca pretende corregir esta "laguna de la memoria histórica" con la publicación de una novela sobre los hechos: el bombardeo del Mercado Central de Alicante por una escuadrilla de aviones italianos al filo de las 11 de la mañana del 25 de mayo de 1938, que segó la vida a más de 300 civiles.

La novela de Pérez Oca, titulada 25 de mayo. La tragedia olvidada, editada por Editorial Club Universitario, fue presentada ayer en la sede de la Universidad en la ciudad de Alicante. El autor advirtió: "Es una novela, pero basada en testimonios reales". El único elemento de ficción de la obra es el personaje que aglutina el relato, un detective que va recabando datos, a base de entrevistas y consultas a archivos, sobre la magnitud del bombardeo.

En base a las indagaciones del detective, la obra de Pérez Oca presenta al lector una descarnada descripción de bombardeo mediante los recuerdos de testigos directos. "He hablado al menos con 45 testigos directos de la tragedia, evidentemente la mayoría niños en aquellas fechas", puntualiza el escritor.

La faceta radiofónica del escritor (Pérez Oca es habitual colaborador en la edición local del programa Hoy por Hoy de la cadena SER, que dirige el periodista Vicente Hipólito) le ayudó a contactar con los testigos del bombardero. "Periódicamente, en los programas hacíamos comentarios sobre el bombardeo del Mercado Central y animábamos a los oyentes a que dieran su opinión, algunos eran testigos directos de los hechos", comentó Vicente Hipólito.

Pérez Oca completó su documentación sobre el episodio de la Guerra Civil de mayor envergadura en el ámbito alicantino con documentos rescatados especialmente del archivo del cementerio municipal.

La novela apenas desdeña detalles del bombardeo y aporta testimonios sobre la llegada de los aviones, el inexplicable fallo de las alarmas antiaéreas, de las caída de las primeras bombas y de las angustiosas carreras de los usuarios del mercado central en aquella mañana del 25 de mayo de 1938 para huir del infierno de la metralla entre las callejuelas del centro de la ciudad. Tras la lluvia de bombas, el recuento de las víctimas diseminadas sobre el asfalto: unas 300 de manera directa, aunque el saldo final del bombardeo fue mayor, debido a posteriores fallecimientos de los heridos más graves.

La publicación, terminado el relato novelado, incluye un apéndice con imágenes y datos de interés sobre el dramático suceso. Así, en este capítulo el lector puede documentarse sobre el radio de acción de bombardeo y características de los aviones.

Miguel Ángel Pérez Oca es concluyente a la hora de justificar esta novela -la quinta en su carrera literaria-: "Recuperar la memoria de esta tragedia de la Guerra Civil, que no sabemos por qué motivos ha permanecido olvidada", afirma. "Pero recuperar sin ánimo de revancha, como se desprende del testimonio de todas las personas con las que he hablado, sino para que quede constancia de un hecho objetivo", añade. Y en este apartado del reconocimiento, el escritor se hace eco del sentir de un sector de alicantinos que demanda un gesto del Ayuntamiento en torno al bombardeo: "Por ejemplo, una placa en el Mercado alusiva al bombardeo". Todo con un fin último: "Conocer nuestra historia para que no se repita".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de enero de 2006