Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Christie's subastará uno de los cuadros emblemáticos de la obra de Francis Bacon

Un cuadro fascinante del pintor de origen irlandés Francis Bacon (1909-1992) directamente inspirado en el retrato del papa Inocencio X de Velázquez se subastará el próximo 8 de febrero en la sala Christie's de Londres. Titulado Estudio del retrato del papa Inocencio X por Velázquez y pintado en 1959, marca un punto de inflexión en la obra de Bacon. Los expertos creen que el cuadro, de una colección privada, podría alcanzar un valor de mercado de 7,2 millones de euros o alcanzar el récord de 8,3 millones de euros que se pagaron el pasado noviembre en la sede neoyorquina de Christie's por el Estudio para un Papa I, del mismo autor.

Deux femmes ( Dos mujeres) de Paul Gauguin es la estrella de la subasta de arte impresionista y moderno que celebra en Londres Sotheby's los días 7 y 8 de febrero. Pintado en 1902, es un excelente ejemplo de la serie de pinturas tahitianas del artista francés, y el valor estimado por los expertos oscila entre 13,2 y 16,9 millones de euros. Otras obras destacadas de la subasta londinense son el monumental Homme á la pipe (Hombre con pipa), de Pablo Picasso (1881-1973), una especie de autorretrato disfrazado del genial malagueño cuyo precio se calcula en entre 3,3 y 4,6 millones de euros, y L'oiseau au plumage déployé vole vers l'arbre argenté (El pájaro de plumaje desplegado vuela hacia el árbol argénteo), de Miró. A caballo entre la abstracción y el arte figurativo, este cuadro puede alcanzar entre 5,4 y 6,8 millones de euros.

Sotheby's pone también esos días a la venta una importante colección de obras del gran pintor expresionista noruego Edvard Munch (1863-1944). Se trata de la colección que juntó en su día Thomas Olsen, empresario y filántropo que fue vecino y amigo del pintor. Ese importante grupo de obras cubre distintas fases creativas del artista, desde su juventud hasta el final de sus días y entre ellas sobresalen el Autorretrato ante fondo en dos colores, de 1904, cuyo precio Sotheby's calcula que podría alcanzar de entre 2,8 y 4,2 millones de euros, y Día de verano, también de 1904, por el que podrían pagarse entre 4,3 y 5 millones de euros y es la obra más importante del artista noruego que se subasta desde que Sotheby's vendió en Nueva York sus Muchachas en un puente por el precio récord de 6,3 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de enero de 2006