Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente electo de Bolivia, Evo Morales, se reunirá en Madrid con Zapatero la semana próxima

El presidente electo de Bolivia, Evo Morales, se reunirá el 4 de enero en Madrid con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero. La entrevista marcará el comienzo de una breve gira para saludar, además, al ex presidente Nelson Mandela, en Suráfrica, y al presidente Lula da Silva, en Brasil, antes de su toma de posesión el próximo 22 de enero, según confirmó el periodista y diputado electo por la provincia de Cochabamba, Iván Canelas.

La invitación surgió después de que Zapatero llamara a Morales para lamentar la llamada de la emisora COPE en la que imitaron la voz del jefe del Gobierno español para hablar con el presidente electo boliviano, quien obtuvo un 54% de los votos en los comicios del pasado 18 de diciembre.

"La verdad es que Evo, cuando se enteró, lo tomó con buen humor pero, claro, la diplomacia tenía otro punto de vista", dijo Canelas, quien calcula que la estancia de Morales en Madrid no durará más de 48 horas. La visita tendrá, sin embargo, una agenda abierta y será una oportunidad para que tanto España como Bolivia puedan abordar el futuro de las empresas petroleras que trabajan en el país andino.

Evo Morales ha insistido antes y después de su campaña electoral en que la industria petrolífera de Bolivia debe renacionalizarse. Las modificaciones que el partido Movimiento al Socialismo (MAS), liderado por Morales, puede efectuar en la ley de hidrocarburos afectarán sin duda a la empresa española Repsol YPF.

Mandela y Lula

Aun cuando el itinerario del viaje se encuentra en plena elaboración, el siguiente destino de Morales será Suráfrica para visitar a Nelson Mandela y, más tarde, al presidente brasileño Lula da Silva. Se espera que Morales vuelva a Bolivia el 14 de enero, a fin de dar los últimos toques a la formación del gabinete ministerial.

Por otra parte, Morales anunció ayer que rebajará en un 50% su salario, el de sus ministros y el de los parlamentarios como parte de la política de austeridad que se propone aplicar durante su gestión, informa Efe. El jefe del MAS anunció la medida tras una reunión con sus parlamentarios electos en la que delineó los pasos a dar inmediatamente después de que sea investido nuevo mandatario.

El recorte del salario del presidente electo significará también la rebaja de los salarios de los funcionarios públicos, pues la ley establece que ningún servidor público puede ganar más que el primer mandatario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de diciembre de 2005