Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Algaida inicia con dos títulos una colección de novela histórica

El éxito de las novelas históricas ha llevado al sello andaluz Algaida a crear una colección dedicada a este género, que editará libros sobre hechos de la historia de España poco divulgados. El proyecto se inicia con dos títulos: El rey de las almadrabas, del historiador Carlos Algora, que recrea la conjura del duque de Medina Sidonia durante el reinado de Felipe IV, y De buitres y lobos, del periodista Francisco Galván, ambientado en los años de la llegada de los visigodos a Hispania.

Carlos Algora decidió escribir su primera novela tras visitar la abandonada almadraba de Conil (Cádiz), en su momento en manos de los duques de Medina Sidonia. "Es un periodo de la historia poco conocido. La revuelta de 12 años en Cataluña tuvo como efecto dominó la sublevación de Portugal y las conjuras, primero de Andalucía y luego de Aragón", explica Algora. "Hay pocos estudios sobre la conjura y algunos enfrentados. Yo en el libro me baso en los estudios de Domínguez Ortiz, asumidos por la mayoría, que afirman que fue instigada por el marqués de Ayamonte pero encabezada por el duque de Medina Sidonia".

El rey de las almadrabas relata en primera persona la experiencia de un pícaro de Sevilla que se rebela ante la intolerancia, hipocresía, hambrunas y guerras en un mundo de rufianes, por un lado, y la opulencia en la casa de Medina Sidonia, por otro. "La novela transcurre en Sevilla, Lisboa, Madrid y la costa gaditana, y combina el amor, la intriga y una reflexión sobre la condición humana. Se da un equilibrio entre la ficción y la realidad, y se incluyen informaciones de interés pero sin caer en lo erudito", afirma Algora, investigador de la Universidad de Sevilla. No ha querido engañar al lector y deja claro que todo lo referente al ambiente y personajes del relato "es cierto y ocurrió".

El Imperio Romano

A Francisco Galván, periodista de la Agencia Efe, no le gusta que se le catalogue como autor de novela histórica, pero lo cierto es que tras la publicación de Las esmeraldas de Cortés y Cuando el cielo se caiga se edita ahora la primera obra que escribió, De buitres y lobos. "He querido recrear una época muy poco conocida históricamente y en las novelas: la etapa del fin del Imperio Romano en Hispania, en 470, su deterioro y la llegada de los visigodos que venían de arrasar Roma", contó Algora.

"Los visigodos ayudaban al Imperio, expulsando a los vándalos y reduciendo a los suevos, y poco a poco fueron controlando muchos lugares. En la novela se difunde la creencia de que los visigodos secuestran a unos adolescentes para comérselos, y el rey Eurico media para aclarar el misterio", prosigue el autor. "Quiero mostrar la lucha de poder entre los visigodos y la Iglesia. Ambos tenían un comportamiento muy parecido al de los lobos y los buitres del título. Este libro es una defensa de la tolerancia religiosa y de respeto al extranjero, porque no por ser arriano o visigodo va a ser una bestia, como se planteaba en aquella época".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de diciembre de 2005