_
_
_
_

Cae un 5% de media lo que percibe el agricultor por sus clementinas este año

Una menor oferta no se está traduciendo en mejores precios, al menos durante el primer tramo de la campaña citrícola. Los agricultores valencianos, de hecho, están percibiendo un 5% menos de media por sus clementinas este año, según cifras de la Unió de Llauradors. En el caso de las navelinas (la variedad de naranjas más temprana y la que está ahora en el mercado) el precio se ha mantenido estable, ligeramente al alza (de 0,20 céntimos por kilo a 0,21 céntimos) a pesar de que esta producción se ha reducido este año a la mitad.

El campo está centrando su batalla este otoño en la crisis de precios generalizada que sufren sus profesionales, que reciben cada vez menos dinero por sus productos mientras en el otro lado de la cadena el consumidor los paga cada vez más caros. Los datos facilitados por la organización agraria valenciana inciden en ello. Así, por ejemplo, mientras el agricultor está recibiendo 19 céntimos por cada kilo de navelina, el consumidor lo paga a 1,30 euros el kilo en un mercado municipal de la Comunidad Valenciana. En el caso de las clementinas, mientras el productor recibe en el campo 28 céntimos por cada kilo de su fruta, el consumidor lo paga a 1,98 en cuatro supermercados españoles analizados por la Unió de Llauradors-COAG. Diferencias de precio que se elevan hasta el 1.500% en, por ejemplo, supermercados ubicados en Francia.

Los datos desalientan a un sector que esperaba una campaña con buenos precios por la menor producción. La campaña citrícola actual, de hecho, es la de menor producción de los últimos 20 años, según el aforo difundido al inicio de la misma por la Consejería de Agricultura.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_