PÍLDORAS

Sobrepeso materno

El peso de un niño podría estar influiao por su madre incluso antes de su nacimiento. Un estudio que se publica en la revista Pediatrics de diciembre apunta que el sobrepeso de la madre antes del embarazo puede triplicar el riesgo de sobrepeso de los hijos. Los resultados del estudio, realizado con 3.000 niños, sugieren que es muy probable que los niños tengan sobrepeso a muy corta edad, hacia los dos o tres años, si su madre tenía sobrepeso u obesidad antes de quedarse embarazada. Los investigadores comprobaron el peso de los niños participantes en el estudio a la edad de 3, 5 y 7 años, y apreciaron que el peso de la madre dentro de los dos meses anteriores a quedarse embarazada era el que tenía un mayor impacto sobre el peso del niño. Si una mujer tenía sobrepeso antes de quedarse embarazada, su hijo era hasta tres veces más propenso al sobrepeso a la edad de siete años en comparación con niños cuyas madres no tenían sobrepeso u obesidad.

'Cannabis' y accidentes

El consumo de cannabis aumenta el riesgo de accidentes de tráfico mortales hasta casi el doble, según un estudio del Instituto Nacional Francés de Investigación sobre el Transporte y la Seguridad y la Universidad Claude Bernard de Lyon (Francia) que se publica en la edición electrónica del British Medical Journal. Los autores señalan, sin embargo, que su participación en los accidentes mortales es inferior a la del alcohol. Los resultados del estudio muestran que el riesgo de causar un accidente mortal aumenta a medida que aumenta la concentración en sangre de cannabis.

Alcohol y obesidad

Las personas que beben pequeñas cantidades de alcohol de forma regular son menos propensas a la obesidad que las personas que no beben nada. Esta es la conclusión de un estudio de la Clínica Mayo de EE UU que se publica en la revista BioMed Central Public Health. El estudio indica que consumir no más de una o dos bebidas varias veces a la semana reduce el riesgo de ser obeso. En cambio, consumir cuatro o más bebidas al día aumenta el riesgo de ser obeso hasta en el 46%. Los investigadores llegaron a esta conclusión tras analizar los resultados de una encuesta en un subgrupo de 8.236 no fumadores. Los mecanismos del efecto protector del alcohol sobre la obesidad no se conocen bien y los autores señalan que los datos no proporcionan pruebas para aconsejar a los que no beben que comiencen a hacerlo sólo para reducir su peso corporal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 05 de diciembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50