Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:RUTAS URBANAS

El centro alternativo de Barcelona

La plaza del MACBA y sus alrededores, una zona multicultural en auge

El Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona cumple 10 años. Y en torno suyo se han abierto tiendas de diseño, galerías de arte y terrazas. Un foco dinámico en el centro del Raval.

Skaters de todo el mundo haciendo piruetas imposibles bajo la mirada de ancianos que pasean con sus caniches. Transeúntes esquivando el balón que chutan unos niños magrebíes. Modernos con gafas de pasta y una niña árabe cubierta por un pañuelo en patines. No es una ilusión ni una postal neoyorquina

. Es un día cualquiera en la plaza de los Ángeles.

Popularmente conocida por la plaza del MACBA, en honor al edificio del arquitecto Richard Meier, alrededor de esta llanura de cemento se resumen los valores de una de las zonas más efervescentes de Barcelona. El Raval, otrora conflictivo gueto, como retrataron los escritores Georges Bataille o Narcís Oller -La Papallona-, es ahora un ejemplo de convivencia y pluralidad. Siguiendo las agujas del reloj y partiendo desde el insigne museo de arte contemporáneo, encontramos una inmensa área universitaria en construcción, un muro habilitado para deleite de grafiteros, una escuela de primaria, un convento rehabilitado y una zona de terrazas muy chic presidida por un mural de Chillida.

Una buena manera de entrar en calor es empezar el paseo entrando, desde las Ramblas, por la calle de Tallers. Copado mayoritariamente por tiendas de discos, el punto de partida es la coctelería Boadas, inaugurada en 1933 y cuyo primer propietario trajo consigo de La Habana los secretos de sus combinados. Otra entrada es la que ofrece el bullicioso Mercado de la Boquería. En su interior, un par de bares con mucha solera donde llenar el estómago: el Quim y, sobre todo, el Pinotxo. Desde primera hora sus desayunos son devorados por currantes y noctámbulos a punto de acostarse.

Y ahora, a curiosear. ¿Arte? En el Raval, gracias al efecto dinamizador del MACBA y del CCCB (el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona), han ido surgiendo algunas de las propuestas más alternativas de la ciudad, como la Galería dels Àngels (calle de los Ángeles, 16), la Ego Gallery (Doctor Dou, 11) o la Asociación Cultural La Serilla (Ferlandina, 39). Cabe destacar un singular espacio: Kültur Büro Barcelona. Abierto en mayo de 2004 gracias, entre otros, al artista Sigismond de Vajay, ocupa la cuarta planta de un edificio industrial y su programación, según sus responsables, "se basa en mostrar dinámicas culturales contemporáneas". 2006 empezará con la exposición Fokus Finlandia. Pasen y vean.

Otro denominador común que marca la idiosincrasia del Raval son sus marcados contrastes. Entre los supermercados paquistaníes y el comercio más tradicional, hay lugar para tiendas insólitas como The Air Shop. Sólo venden objetos y soluciones inflables de la marca Paï Thio: desde jarrones, casas contra guerras químicas o un airbag para embarcaciones.

Eskandal y Comité también hablan de modernidad y del carácter cosmopolita de un barrio en el que se mezclan autóctonos y una incipiente comunidad inmigrante, mayoritariamente magrebíes, paquistaníes y filipinos. La primera tienda, objetos y muebles de diseño nórdicos, es el sueño hecho realidad de dos islandeses afincados en Barcelona. Aún más llamativo es lo de Comité. Moda exclusiva de una diseñadora sueca, otra francesa, una argentina y tres finlandeses. Su nombre no es casualidad: aunque cada uno va por su lado, se turnan al mostrador un día a la semana. Más contraposiciones. Si hablamos de bares y clubes, encontramos clásicos como el Marsella (Sant Pau, 65), para amantes de la absenta, La Paloma (Tigre, 27) o el Almirall, en la calle de Joaquín Costa desde 1860, o templos de la Barcelona independiente y canalla: Benidorm (Joaquín Costa, 39), Zentraus (Rambla del Raval), Manchester (Valldonzella, 40), La Bata de Boatiné (Robadors, 18) o el Burdel 74 (Carme, 74), petardeo puro regentado por travestis.

Antes de la remodelación urbana, el Raval se caracterizaba por lo laberíntico y congestionado de sus calles. A excepción de una, la del Doctor Dou, que sobresale por su amplitud y su arquitectura. La explicación está en el libro del periodista Luis Permanyer Biografia del Passeig de Gràcia: a finales del XIX fue creada como prueba piloto de lo que posteriormente sería una de las principales arterias de la Ciudad Condal. En ella se concentran galerías, el insigne bar Raval o la exquisita librería Ras, justo al lado del Mamacafé, un referente de la oferta gastronómica del área, próxima al Mercado de la Boquería, con creaciones mediterráneas a módicos precios (menú exprés,6,90 euros). Entre medias, opciones curiosas como el Foodball, comida rápida en forma de bolas de la marca de zapatos Camper. Y por encima de todos, también en precio, el histórico Casa Leopoldo. "Vengo de parte de Pepe Carvalho y póngame lo que ustedes quieran", sugería uno de sus más ilustres clientes, Manuel Vázquez Montalbán. Para hacer la digestión, hay varias terrazas. Desde las de la plaza de Vicenç Martorell (pregunte por el Kasparov) hasta las de la calle Ferlandina, como el Horiginal. Igual de recomendables son las del C3 Bar y la de El Pati, en Montalegre, 5 y 7. La primera se esconde entre el MACBA y el CCCB; la otra, en el patio Manning del edificio del CERC.

Con la plaza Real repleta de turistas y el Borne convertido en zona de ocio, el Raval ha tomado el relevo como corazón de la Barcelona alternativa, multirracial e integradora, preservando su espíritu de barrio gracias a organizaciones como la Fundació Tot Raval. Sin olvidar las acciones municipales que desde los ochenta han hecho algo más que limpiar sus fachadas y oxigenar su densidad urbanística. Y lo que aún falta: la nueva Filmoteca, el Conservatorio del Liceo o un bloque de viviendas sólo para la tercera edad. Así de vital es lo que en otros tiempos se conocía como el barrio chino, uno de los centros históricos peninsulares más degradados.

GUÍA PRÁCTICA

Comer- Mamacafé (93 301 29 40). Doctor Dou, 10. Cocina sana y creativa. Menú express, 6,90 euros.- Casa Leopoldo (93 441 30 14). Sant Rafael, 24.Otros- KBB (Kültur Büro Barcelona) (934 42 06 95; www.kbb.org.es). Joaquín Costa, 24. Centro de exposiciones.- Comité (93 317 68 83). Notariat, 8. Tienda de ropa multimarca creada por jóvenes diseñadores extranjeros.- The Air Shop (93 270 12 54). De los Ángeles, 20. Una peculiar tienda de objetos inflables de todo tipo.- Eskandal (93 443 65 94. www.eskandal.com). Joaquín Costa, 10. Tienda de diseño nórdico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de diciembre de 2005

Más información