Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno fija en 2008 el final de las obras del nuevo trasvase Júcar-Vinalopó

Medio Ambiente aprueba el anteproyecto del trazado alternativo

El Ministerio de Medio Ambiente ha aprobado el anteproyecto del nuevo trazado Júcar-Vinalopó, entre el curso bajo del río Júcar y el tramo V de la conducción ya iniciada en la Font de la Figuera, unas obras que pueden estar acabadas en 2008, según informó ayer la empresa estatal Aguas del Júcar, SA (Ajusa). La resolución firmada por el ministerio permitirá licitar el proyecto y la obra por un presupuesto fijado en 22.628.335,76 euros.

El nuevo trazado estará dividido en cinco tramos. Ajusa sacará a concurso este mes de diciembre, según los plazos previstos, la licitación del proyecto y obra del trazado alternativo, que arranca en la desembocadura del Júcar y empalma con los últimos tramos del proyecto actual. El Gobierno, tras su revisión en una comisión técnica, desechó la obra iniciada en Cortes de Pallás, donde según los estudios no se garantiza agua suficiente para la transferencia, previstas para 80 hectómetros anuales, al contrario que en el Azud de la Marquesa, al final del cauce. La resolución firmada por la ministra, Cristina Narbona, y altos cargos de Medio Ambiente, indica que el nuevo trazado tendrá una longitud de 82.9 kilómetros, de los cuales 13,1 serán túneles.

El consejero delegado de Ajusa, José María Marugán, indicó en un comunicado que "ésta es una muestra más del compromiso incuestionable del Ministerio de Medio Ambiente con la Comunidad Valenciana en general y la provincia de Alicante en particular". "El Júcar-Vinalopó se va a hacer, le pese a quien le pese. Y lo que es más importante, se va hacer en tiempo y forma", recalcó Marugán, quien agregó que las obras se adjudicarán en tres o cuatro meses -entre febrero y marzo de 2006-, lo que permitirá que comiencen a finales del año que viene y el trasvase esté concluido al acabar 2008. El responsable de Ajusa aseguró que, de esta forma, se garantiza más agua para Alicante, y se mostró convencido de que la Unión Europa mantendrá la financiación del proyecto "porque es mucho más respetuoso con el medio ambiente". Además, aseguró que el compromiso de financiación por parte del Gobierno "está fuera de toda duda, como ya han puesto de manifiesto tanto la propia ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, como el vicepresidente y ministro de Economía, Pedro Solbes". Ajusa mantiene conversaciones con los usuarios del Vinalopó para firmar un nuevo convenio que fijará el pago de su participación en la obra a través del agua que reciban, por lo que ahora no deberán desembolsar dinero alguno.

Marugán afirmó que el objetivo es "ineludiblemente" ofrecer una solución a la necesidad de agua de Alicante, con las máximas garantías a todos los usuarios, y permitir que se recuperen los acuíferos del Vinalopó y se mantenga el caudal ecológico del Júcar, así como las aportaciones hídricas necesarias a L'Albufera.

Además, aseguró que Aguas del Júcar va a agilizar "al máximo todos los trámites necesarios para que el agua del Júcar-Vinalopó llegue a Alicante lo antes posible", y mostró su deseo de contar con la colaboración de todas las Administraciones implicadas, y especialmente de la Generalitat. De esta forma, Marugán recordó que la modernización de regadíos del Júcar, que debe generar los sobrantes a trasvasar, y las obras del postrasvase, que permitirán distribuir el agua por toda la provincia de Alicante, son competencia de la Generalitat, "y desgraciadamente sufren un retraso considerable".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de diciembre de 2005