Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comercio contratará 20 inspectores para controlar asuntos de consumo

El departamento incrementa su presupuesto el 11%

Incrementar la capacidad inspectora en consumo, con la creación de 20 plazas nuevas de inspectores, y potenciar la política turística: éstos son los dos grandes ejes prioritarios del consejero de Comercio, Josep Huguet, para 2006. El presupuesto de su departamento es de 140 millones de euros, el 11% más que el anterior. "Tras dos años de contención, hay más alegría en casa de los productivos", dijo el consejero.

El republicano Josep Huguet destacó ayer, en la presentación de las cuentas de su departamento, que el presupuesto ha aumentado en 50 millones desde que el tripartito está en la Generalitat, lo que "nos permitirá poner en marcha políticas fundamentales para unos sectores, turismo y comercio, que representan el 22% del PIB catalán", dijo.

Uno de los objetivos principales es reforzar la capacidad inspectora del Gobierno catalán a través de la Agencia Catalana del Consumo (ACA). Dicha capacidad aumentará el 66% el año que viene, al contratar 20 inspectores (actualmente hay 30). "Queremos que se ejerza en todos los campos: sobre los productos de consumo que vienen de fuera, pero también sobre los lobbies de servicios al hogar [luz, gas, teléfono] y financieros", dijo ayer Huguet.

El presupuesto del área de consumo es el que más crece. Está dotada con 8,4 millones de euros, el 41,4% más que el ejercicio anterior.

La sigue la de turismo, con un incremento del 17,5%, hasta 27,5 millones de euros. Se trata de la otra gran prioridad de Huguet para 2006, el año en que arrancarán el Observatorio del Turismo y la Agencia Catalana de Turismo, cuya aprobación por el Parlament está prevista para antes del verano y cuya financiación correrá a cargo parcialmente del sector privado.

En este campo, Huguet pretende mejorar y aumentar la "inteligencia turística", con la próxima proliferación, a través de un programa de investigación turística, de estudios que den alternativas al viejo y caduco modelo de sol, playa y nieve. También se estrechará la colaboración con los organismos y las instituciones territoriales.

La apuesta del Departamento de Comercio para la internacionalización de las empresas catalanas se traducirá en una dotación presupuestaria de 45 millones de euros, lo que permitirá desarrollar, entre otros proyectos, las áreas de aterrizaje en el exterior, por ejemplo en Brasov (Rumania) y Marruecos.

Huguet también pretende seguir fomentando el comercio urbano e impulsar la artesanía catalana en el exterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de diciembre de 2005