Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ministro de Industria emplea por primera vez el catalán en un Consejo de la UE

El Gobierno calificó ayer en Bruselas de "error" y de "injusticia histórica" los planes de la Comisión Europea de reducir la utilización del español en las instituciones comunitarias. Así se lo hizo saber a sus colegas el ministro de Industria, José Montilla, quien, por primera vez en la historia, empleó el catalán en un Consejo de Ministros de la Unión. En catalán, el ministro abogó por una "Europa fortalecida desde el reconocimiento de su pluralidad y diversidad lingüística", mientras en castellano aseguró que "el español es la lengua de todos, porque todos somos españoles".

Todo eso se lo hará notar el viernes José Luis Rodríguez Zapatero al presidente de la Comisión, José Manuel Durão Barroso, cuando le visite en La Moncloa. El presidente del Gobierno expresará al del Ejecutivo comunitario su "preocupación" por el anunciado recorte del número de traductores de la sección española de la Comisión, que el año que viene perderá el 33% de sus efectivos. "Queremos estar seguros de que no tendrá efectos perjudiciales", señaló ayer el secretario de Estado para la Unión Europea, Alberto Navarro, al anunciar que el próximo viernes Zapatero se lo planteará a Barroso: "El presidente le va a transmitir esa preocupación".

Defensa del español

Montilla ofreció ayer un adelanto de la nueva firmeza española al comenzar su intervención ante los ministros de Industria de la Unión con una cerrada defensa del español. Tras hacer notar a sus colegas y, por lo tanto, a todos los Gobiernos de la UE, "la vitalidad y la relevancia de una lengua que utilizan más de 400 millones de personas en el mundo", el ministro tuvo que explicar que lo tenía que hacer "porque desde algunas esferas de la Unión Europea se dice que en España solamente utilizan esta lengua 30 millones de personas. Y quien lo dice demuestra una gran desconocimiento de la realidad de nuestro país".

El ministro subrayó que "el español es la lengua de todos, porque todos somos españoles", y advirtió: "Que Europa quiera dar un paso atrás reduciendo la utilización del español en las instituciones europeas es simplemente un error que sólo se puede calificar como una injusticia histórica".

Montilla les informó de que "en España, además del español hay otras lenguas, pero todos los que usan estas lenguas hablan español". Él es un caso personal de esa riqueza y lo demostró cuando empezó a dirigirse a sus colegas en "la lengua catalana, denominada valenciano en la Comunidad Valenciana". "Hoy es un día importante para este idioma y para todos los ciudadanos españoles y europeos que hablan esta lengua", resaltó.

"Es la primera vez que se utiliza en un Consejo de Ministros, y quiero dejar patente con su utilización mi compromiso con esta apuesta por la diversidad, que debe servir para una Europa fortalecida desde el reconocimiento de su pluralidad y diversidad cultural y lingüística".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de noviembre de 2005