Frederic Amat ilustra la sensualidad y dureza de 'Las mil y una noches'

El artista ha creado 260 dibujos para el libro

La magia, la fantasía, la tragedia y el amor que desprenden los cuentos de Las mil y una noches asaltaron al pintor Frederic Amat (Barcelona, 1952) y le llevaron a crear un tapiz de imágenes para la edición de Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores, traducida por Juan Vernet. La obra, que cuenta con 260 ilustraciones, se ha dividido en tres volúmenes con más de 3.000 páginas y la propuesta del pintor es la de tratar de "iluminar" las noches de relatos de dibujos, para los que ha empleado una técnica mixta en color y blanco y negro.

Amat considera el texto como "un imán por su magnetismo y su capacidad de disolución entre la frontera de lo real e imaginario. Eso me ha permitido mantener un diálogo constante entre la realidad de la apariencia y la apariencia de lo real". Ayer se presentó en Madrid el primer volumen de esta magna obra. En enero se editará el segundo y en primavera el tercero.

El pintor, grabador y escenógrafo fue arrebatado por el texto desde la infancia, lo que le ha posibilitado bucear en la noche a través de Scherezade y lograr descubrir un mundo impregnado de fábulas, erotismo y amor. "Las mil y una noches es un libro de heroínas, aunque en la versión occidental se realzan los personajes masculinos y en los dibujos aparece a través de trazos caligráficos. He tratado de huir del falso orientalismo de anteriores ediciones", apunta el pintor.

En los dibujos, según explica su autor, "está desde lo que ha ocurrido hace poco en París o lo que está ocurriendo ahora en Irak, como la destrucción de la Biblioteca de Bagdad, donde, por cierto, se perdió un ejemplar de Las mil y una noches. Está todo lo que ha surgido de mi dietario y de mis reflexiones". El libro, traducido por primera vez en 1704, con una primera versión al francés de Antoine Gallard, se inicia cuando Scherezade, hija del visir, decide narrar un plan para evitar que el sultán Schahriar mate cada noche a una mujer, creyendo que todas las mujeres son infieles. Cada noche le narra un cuento con la promesa de que la noche siguiente continuará.

Dibujo de Frederic Amat para <i>Las mil y una noches</i>.
Dibujo de Frederic Amat para <i>Las mil y una noches</i>.
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Aurora Intxausti

Coordina la sección de Cultura de Madrid y escribe en EL PAÍS desde 1985. Cree que es difícil encontrar una ciudad más bonita que San Sebastián.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS