Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MARTTI AHTISAARI | Enviado de la ONU a Kosovo

"No tengo una varita mágica, pero soy optimista"

Martti Ahtisaari, de 68 años, tiene un amplio mandato para conducir las negociaciones sobre un estatuto final para Kosovo. Ahtisaari negoció la independencia de Namibia de Suráfrica, que fue efectiva en 1990, y recientemente desempeñó un papel crucial en las negociaciones entre el Gobierno de Indonesia y la guerrilla por un Aceh libre (GAM). Entre 1994 y 2000 fue presidente de Finlandia. Su nombre se baraja como posible sucesor de Kofi Annan al frente de la ONU.

Pregunta. ¿Es ésta una misión imposible?

Respuesta. La mayoría de amigos me ha felicitado y deseado suerte. No creo que sea una misión imposible; de serlo, la comunidad internacional no hubiera adoptado la presente actitud de compromiso. Creo que todos los actores hemos llegado a la conclusión de que no podemos continuar con la situación actual.

P. Jóvenes serbios murieron en agosto en actos de violencia y ha habido atentados en Pristina y Mitrovitca. ¿Cree que la atmósfera es la adecuada para iniciar las negociaciones?

R. En el terreno la situación es muy tensa. Nuestra primera tarea es calmar los ánimos y traer a las partes implicadas hacia un periodo de diálogo y entendimiento. No poseo ninguna varita mágica, pero tengo todo el optimismo que un hombre de 68 años puede tener. En dos semanas espero visitar Belgrado y Pristina [visita que empezó ayer].

P. Los puntos de partida de las partes implicadas están muy alejados. ¿Es realista una independencia limitada para Kosovo?

R. Se verá en las negociaciones. Ese sueño independentista no podrá avanzar si no avanza también la cuestión de los estándares [de respeto para todas las comunidades y religiones].

P. ¿Cuál es el papel de la UE en su misión?

R. Es muy importante. La UE es el principal donante en los Balcanes en general y en Kosovo en particular. En la actualidad, ofrece importantes incentivos a Serbia, como el hecho de ser miembro pleno en un futuro no muy lejano. Sin duda, la UE seguirá jugando un papel de primera importancia cuando nuestra misión termine.

P. Durante las negociaciones, ¿qué debe cambiar?

R. La actitud de las partes implicadas. Y sobre el terreno la presencia internacional debe disminuir, tanto el contingente militar como la presencia civil.

P. Rara vez una misión de paz logra tanto apoyo en la comunidad internacional. ¿Cree que esta vez este consenso será duradero?

R. Es muy importante que la comunidad internacional se mantenga en el proceso. Yo sé que es problemático porque normalmente cuando surge una crisis por lo general saltamos a la próxima sin solucionar del todo la primera y eso nos arrastra hacia nuevos problemas.

P. ¿Cuándo se alcanzará un estatus final para Kosovo?

R. Esto puede llevar seis meses o todo el tiempo que sea necesario. Yo, por mi parte, ya temo que mi próxima temporada de golf, en el verano, corre peligro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de noviembre de 2005