El Departamento de Salud descubre bacterias de legionela en cinco torres de refrigeración de Vic

El Departamento de Salud ha detectado presencia de Legionella pneumophila serogrupo 1 en cinco de las 28 muestras de torres de refrigeración analizadas en la ciudad de Vic. Algunas de estas instalaciones, correspondientes a dos empresas cuyo nombre y ubicación no se ha facilitado, podrían ser el origen del brote aparecido en Vic, que ya ha afectado 42 personas con los cuatro nuevos casos conocidos ayer.

La delegada territorial de Salud, Margarita Arboix, pidió prudencia ya que no se tienen aún todos los resultados de los análisis y, en el caso de los positivos, hasta el lunes no se sabrá si la tasa de contaminación es suficientemente elevada como para provocar el brote. Además, falta cotejar los cultivos que han dado positivo con los de los pacientes para conocer si se trata de la misma bacteria y, por lo tanto, conocer el foco del brote. El resultado de estos análisis, que serán enviados al laboratorio de referencia -el Carlos III de Majadahonda, en Madrid- el martes, tardará al menos 15 días más en hacerse público. Arboix asegura que hasta entonces la Administración guardará silencio sobre el origen del brote, porque, añadió, "haríamos un flaco favor a las empresas". Asimismo prometió investigar si las dos empresas afectadas han cometido alguna actuación que pueda ser sancionable.

En lo que se refiere al continuo goteo de casos, Arboix recalcó que todos los afectados hasta ayer empezaron a tener síntomas dentro del periodo de incubación esperable. Basándose en estos datos, pidió calma a la población. El límite está en el 30 de octubre, día en que se desinfectó la última de las 28 torres de refrigeración que se encuentran en el radio de aparición de la legionela. A partir del día 13 ya no tendrían que aparecer nuevos casos porque el periodo de incubación es de entre 10 y 14 días.

Hasta el pasado martes se habían revisado todos los circuitos de refrigeración censados en Vic y alguno de Gurb. Además se ha investigado la posible presencia de legionela en alguna otra torre no censada, con resultado negativo hasta el momento.

Ayer se conoció un caso en Arenys de Munt, que Arboix desvinculó totalmente de la situación que se vive en Vic. La delegada territorial de Salud aseguró que no ha habido ningún otro caso en la zona del Maresme y que, por lo tanto, no se debe temer por un nuevo foco de legionela en esta zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de noviembre de 2005.