LA REFORMA EDUCATIVA

Los profesores deberán dedicar un tiempo a la lectura en todas las materias

Las enmiendas socialistas a la ley educativa promueven el hábito de leer entre los alumnos

Los profesores deberán dedicar un tiempo a la lectura en todas las asignaturas de la educación obligatoria (primaria y ESO) con el fin de promover este hábito en los alumnos. Las comunidades tendrán que facilitarlo y dotar además de medios a las bibliotecas de los centros públicos durante los cinco años que durará la aplicación de la Ley Orgánica de Educación (LOE). Estas medidas han sido incorporadas a esta norma mediante enmiendas presentadas por el Grupo Socialista en el Congreso. Las comunidades tendrán también que elaborar un plan de fomento de la lectura. Para apoyar estas iniciativas, el Gobierno ha introducido otras dos enmiendas en los presupuestos de 2006 que incluyen 16 millones de euros para bibliotecas escolares y públicas.

Más información

El Ejecutivo ha ideado un "plan integral para el fomento de la lectura", tanto en los colegios públicos como entre los adultos, con el aumento de la dotación de las Bibliotecas Públicas del Estado. Lo ha introducido, mediante enmiendas, tanto en el proyecto de la Ley Orgánica de Educación (LOE) como en los Presupuestos Generales del Estado de 2006. Éstas son las medidas principales:

- Lectura en cada clase. Todas las asignaturas (como Matemáticas, Lengua, Conocimiento del Medio o Historia) deberán incluir un tiempo de lectura. Los objetivos de esta medida son crear hábitos lectores, ayudar a los profesores a modificar sus metodologías de enseñanza y que la incorporación de libros en la programación les ayude a despertar el interés de los alumnos por el contenido de la materia. Serán las administraciones las que definan ese tiempo de lectura y determinen cuáles son los textos más adecuados para cada edad y materia.

Por ejemplo, en Matemáticas podrían leer un libro de astronomía (por ejemplo, cuando estudien temas de geometría, del tiempo o del espacio) o la biografía de Pitágoras. En música, un texto sobre la vida de Mozart de niño o la historia de los Beatles. En Deportes, revistas deportivas, biografías de famosos como Di Stefano o Pelé o las historias de los clubes deportivos. Se trataría de dedicar un tiempo semanal en cada materia (media hora, por ejemplo a la semana) a leer. El objetivo es que los niños lean media hora cada día en alguna de las materias.

Otra enmienda añade que las administraciones "facilitarán el cumplimiento del tiempo de lectura" en cada asignatura establecido por esta ley.

- Bibliotecas escolares. Sólo el 28% de las bibliotecas de los colegios españoles cuentan con más de 10 documentos por alumno, entre libros, CD, revistas, periódicos y enciclopedias. Además, en el 67% no hay ni una sola revista. Un estudio realizado recientemente entre 16.000 alumnos y 3.800 profesores de 400 colegios concluye que las bibliotecas escolares españolas "están entre las peores de la UE". Para llegar a esta conclusión, el informe, realizado por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y el instituto de evaluación Idea, utilizaba los indicadores que establecen la Unesco y la Federación Internacional de Bibliotecas.

Las enmiendas introducidas en los presupuestos incluyen nueve millones de euros para destinar a las comunidades autónomas "para la mejora de las bibliotecas escolares" y un millón de euros más "para programas de mejora de los fondos de las bibliotecas escolares y animación a la lectura".

- Plan de fomento de la lectura. Una enmienda a la LOE señala que corresponde a las administraciones educativas proveer los recursos necesarios para garantizar en el proceso de la aplicación de la ley "la puesta en marcha de un plan de fomento de la lectura".

- Bibliotecas públicas. El plan, según el Gobierno, pretende crear comunidades de lectores. Porque la de falta de hábito de lectura en los alumnos tiene también mucho que ver con la escasa cantidad de adultos que leen: el 46% de los españoles lee menos de un libro al trimestre. Porque los niños aprenden del ejemplo, insisten los expertos. Por mucho que se fomente la lectura en las aulas, si los niños no ven leer a sus padres, ni comprar libros, ni llevarse uno a los viajes es muy difícil que se asiente su interés por la lectura.

Las comunidades autónomas van a recibir seis millones de euros para "aumentar las colecciones de las Bibliotecas Públicas del Estado" con la finalidad de promocionar la lectura en todas las familias. Así aparece en una enmienda introducida por el Gobierno en los Presupuestos Generales del Estado de 2006, dentro de las partidas del Ministerio de Cultura.

El texto de la enmienda incluye su objetivo: "Contribuir al crecimiento de los Fondos de las Bibliotecas públicas del Estado para incentivar el hábito de la lectura y paralelamente estimular la participación de las librerías de ámbito local y autonómico en el suministro de dichos fondos bibliográficos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 07 de noviembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50