La industria sigue perdiendo peso en la capital

"El sector industrial sigue reduciendo su peso en la economía de la ciudad a pasos elevados". La frase, tajante, está recogida en el barómetro económico presentado ayer por el consejero delegado de Economía, Miguel Ángel Villanueva. Y los datos que la sustentan son dos: el crecimiento del sector se ha "desacelerado" un 5% en el último año, y su peso en las cuentas de la ciudad -sobre el total de afiliados- ha pasado del 6,1% al 4,4% en seis años. El 8% de los 1.465.000 trabajadores ocupados está empleado en la industria, frente a un 81% que trabaja en los servicios -pilar de la economía madrileña- y un 10% en la construcción.

El barómetro incluye una cifra mucho más preocupante: los empleados en la industria eran en junio 120.000 personas, casi 12.000 menos que tres meses antes. Pero el coordinador general de Economía, Ignacio Niño, asegura que esa cifra no es fiable. "Los criterios de contabilización de la Encuesta de Población Activa [EPA] han variado este año, y eso ha descabalgado todas las estadísticas e impide hacer, por el momento, comparaciones con trimestres anteriores. Es evidente que no se han destruido 12.000 empleos en tres meses, eso sería una barbaridad. Igual que no es verdad, aunque las estadísticas lo digan ahora así, que el paro femenino haya pasado a ser más bajo que el masculino. Es una distorsión de la estadística provocada por el cambio en la EPA", sostiene Niño.

Hecho reconocido

En cualquier caso, la pérdida de peso de la industria sí es un hecho reconocido por Economía. Su retroceso frente a los servicios y la construcción los atribuye el barómetro al "boom inmobiliario" y a los "procesos de globalización".

El texto elaborado por la concejalía destaca que el último proceso de regularización de inmigrantes impulsado por el Gobierno central "ha hecho aflorar una masa de población trabajadora". Este colectivo ha disparado el crecimiento de empleo en la construcción y los servicios y ha provocado que, por ejemplo, el número de afiliaciones a la Seguridad Social por "hogares que emplean personal doméstico" haya aumentado un 33% en un año, hasta alcanzar las 63.455 personas.

La tasa de desempleo se sitúa en el 6,9%, lo que significa que hay 109.654 madrileños en paro. El índice de temporalidad en junio era del 20,1%, un punto más que en marzo. Y, mientras el número de asalariados crecía casi un 6%, el de trabajadores autónomos ha caído un 10% (17.000 personas).

Villanueva se mostró orgulloso de que Madrid se haya convertido en "el mayor polo de creación empresarial de España": en la capital se crean, cada año, unas 24.000 empresas, ocho por cada 1.000 habitantes, una ratio que es 2,6 veces mayor que la del conjunto de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 02 de noviembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50