_
_
_
_
_
LA REFORMA DEL ESTATUTO CATALÁN

El PNV anima a ignorar las críticas de los "talibanes de la Constitución"

Reconociendo sentir cierto alivio por haber dejado de ser el centro de todos los ataques de quienes calificó como "talibanes de la Constitución", a los que recomendó ignorar, el diputado del Grupo Parlamentario Vasco Josu Erkoreka quiso dejar claro desde el principio el "apoyo" y la "solidaridad" del Partido Nacionalista Vasco al proyecto catalán de reforma estatutaria. Un apoyo "incondicional" que extendió al conjunto del texto "tal y como fue aprobado en el Parlamento de Cataluña", matizó Erkoreka.

Sin citar directamente el abortado plan Ibarretxe, pero sin ahorrar tampoco referencias al aluvión de críticas que tuvo que encajar el nacionalismo vasco "en tiempos recientes", Erkoreka se lamentó del hecho de que sectores del PP y del PSOE hayan hecho que la Constitución "deje de ser un instrumento flexible al servicio de la convivencia para convertirse en una especie de libro sagrado".

Más información
Todos los grupos, excepto el PP, aceptan la tramitación de la reforma del Estatuto catalán

Considerándose víctima de esta nueva lectura restrictiva, Erkoreka se permitió dar no pocos consejos a la delegación catalana ante la negociación que se avecina tras la toma en consideración del proyecto estatutario.

Les recomendó hacer caso omiso a los insultos basados en falsos tópicos, a rebatir las críticas sobre la supuesta insolidaridad de Cataluña y les animó a "no caer en la emboscada de los talibanes de la Constitución", a los que acusó de practicar el "integrismo selectivo" para interpretar la Ley Fundamental según sus necesidades políticas de cada momento. También acusó a los socialistas de haber practicado en el País Vasco la misma política de "sembrar el miedo" que en su opinión practica ahora el PP en relación al Estatuto.

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero tuvo una respuesta tajante a estas acusaciones en su última intervención, en la que no dudó en resucitar el debate sobre el plan Ibarretxe. Dirigiéndose directamente a Erkoreka, afirmó: "Traiga a esta Cámara un Estatuto como el catalán, con el mismo consenso y redactado con el mismo método, y verá cómo no tenemos dos varas de medir diferentes".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_