Muere una segunda persona por el brote de legionela de Vic

El brote de legionela de Vic (Barcelona) se cobró ayer por la tarde la segunda víctima mortal. Se trata de un vecino de Vic, de 44 años, que había ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General el pasado 25 de octubre. Fuentes del Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña informaron de que la víctima padecía una enfermedad que se complicó a raíz de la infección. En los últimos días, el estado de este paciente había empeorado significativamente.

La primera víctima del brote era un hombre de 81 años, también vecino de un municipio de la misma comarca, que murió el pasado 20 de octubre. Había ingresado el día 14 con un cuadro de bronquitis crónica.

El departamento también confirmó ayer la aparición de tres nuevos casos la noche del domingo que ya elevan a 18 el número de afectados por el brote de legionela. El primero detectado fue el de un hombre de 73 años que inició los síntomas el 27 de octubre e ingresó ayer en el hospital. Los últimos casos detectados son dos hombres de 50 años que ingresaron también ayer en el mismo centro de la ciudad. Hasta la fecha, todos los casos detectados son hombres.

Del resto, cuatro han sido dados de alta, otro se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos con pronóstico reservado y los ocho restantes continúan ingresados en planta, pero fuentes de Salud apuntan que su evolución es favorable.

El Hospital General comunicó los primeros tres casos de infectados por legionela el pasado 26 de octubre. Desde entonces, el departamento de Salud, en colaboración con el Ayuntamiento de Vic, ha llevado a cabo, en un radio de acción de dos kilómetros dentro de la ciudad, investigaciones ambientales y epidemiológicas para poder averiguar el origen del brote.

Inspección en 12 empresas

Los equipos han inspeccionado 12 empresas y han tomado muestras en seis de ellas. El resto eran compañías que bien no contaban con torres de refrigeración o bien las torres que tenían funcionaban de forma esporádica y en el momento de producirse el brote estaban cerradas. En total se ha realizado una desinfección de choque en 11 torres de cuatro empresas. El resultado de las muestras, que se están procesando en el laboratorio, se sabrá aproximadamente en cinco días.

El director general de Salud Pública del Departamento de Salud, Antoni Plasència, declaró el pasado viernes en Vic que es probable que aparezcan nuevos casos debido al período de incubación de la enfermedad, que es de 10 días, pero que, "en ningún caso, se espera un alud de enfermos". Asimismo, la delegada de Servicios Territoriales de Barcelona, Margarita Arboix, explicó que "en caso de que las torres más próximas a los afectados sean las culpables, se puede afirmar que han sido desinfectadas y que ya no pueden ser objeto de infección".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS