Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Perú rechaza en referéndum el plan de Toledo de descentralización

Los peruanos rechazaron el pasado domingo en referéndum el proceso de descentralización impulsado por el presidente, Alejandro Toledo, que preveía la creación de cinco grandes regiones. Más de siete millones de ciudadanos con derecho a voto y pertenecientes a 16 de los 24 departamentos del país fueron llamados a las urnas para decidir la creación de "macrorregiones" en el primer plebiscito de carácter regional celebrado en la historia de Perú.

Esta consulta era un paso clave para lograr la descentralización que persigue Toledo desde que asumió la jefatura del Estado, en 2001, y que, a su juicio, era una "aspiración del pueblo peruano". Los intereses electorales ante las elecciones generales y presidenciales del año próximo, así como la desinformación y la decisión de incluir en el escrutinio los votos nulos y en blanco, abocaron al plebiscito al fracaso.

Toledo puso en marcha el proceso de descentralización en 2001, con la elección de los presidentes regionales, que excluye a Lima capital y a la provincia de Callao, pero el no del domingo frustró un proyecto que tenía por objetivo acabar con el Estado centralista. Las regiones hubieran gozado de un mayor presupuesto y peso político, y también tendrían más capacidad de autogestión, según coinciden la mayoría de los analistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de noviembre de 2005