Bosch pacta 273 bajas de empleados de Barcelona y Pamplona

El grupo alemán Bosch ha pactado con los sindicatos la salida en los próximos tres años de 273 trabajadores de las líneas de producción de sistemas electrónicos de frenado de las plantas de Llicá d'Amunt (Barcelona) y Pamplona.

El excedente se ha cifrado en 166 trabajadores fijos en la fábrica de Llicá d'Amunt, que tras la reestructuración se quedará con una plantilla de 344 personas -frente a las actuales 510-, mientras que el recorte en Pamplona afectará a 107 de los 172 empleados fijos, por lo que la factoría funcionará a partir de 2008 con 65 operarios, aproximadamente.

El grupo alemán, que emplea en España a más de 4.000 personas, fabrica electrodomésticos y piezas para la automoción, como bombas de inyección de gasolina y diésel, sistemas electrónicos de frenado y navegación, autorradios y otros componentes, desde alternadores hasta motores eléctricos y de arranque.

Varias modalidades

Tras meses de negociaciones, Bosch España ha presentado a los sindicatos la última oferta para afrontar el sobrante de plantilla -que finalmente no afecta a la fábrica de Cantabria-, y que incluye tres bloques, según fuentes de UGT. El primero contempla jubilaciones anticipadas obligatorias para los empleados mayores de 58 años, mientras que el segundo, de carácter voluntario, contempla un plan de renta al que podrán optar los trabajadores de entre 50 y 57 años, que cobrarán una media de 1.200 euros mensuales y tendrán garantizada una revalorización del 2% en la base reguladora para las cotizaciones a la Seguridad Social hasta su jubilación.

El tercer bloque engloba a los trabajadores fijos de las plantas catalana y navarra menores de 50 años, por cuya baja voluntaria cobrarán una indemnización de 60 días por año trabajado sin tope, con un mínimo de 30.000 euros por persona.

El recorte de plantilla, que se llevará a cabo de forma paulatina entre 2006 y 2008, se atribuye a la previsión de la empresa de que en los próximos años desaparezcan una serie de producciones entre los principales fabricantes, como Opel, Renault, Ford y Seat.

El acuerdo, que debe ser ratificado en los próximos días por los trabajadores, incluye la creación de una bolsa de trabajo a la que irán a parar los menores de 50 años que abandonen Bosch España, que tendrán preferencia con vistas a futuras contrataciones.

Bosch había cuantificado el excedente a principios de año en 340 trabajadores en las plantas de Cantabria, Llicá d'Amunt y Pamplona, pero la cifra se ha reducido por la exclusión final de la primera de ellas y por las bajas voluntarias producidas desde entonces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de octubre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50