La venta callejera de aves sigue pese a que la UE lo prohíbe por la gripe aviar

Los mercadillos callejeros que funcionan en numerosas poblaciones valencianas continuaron ayer con la venta de aves, a pesar de la directiva europea que lo prohíbe como medida preventiva para evitar la propagación de la gripe aviar. Así pudo comprobarse ayer, por ejemplo, en la plaza Redonda de Valencia. Los establecimientos con autorización para vender animales dieron ayer un toque de atención: "Los tontos que cumplimos las leyes y pasamos todos los controles sanitarios estamos hartos de soportar tanto fraude", denunció Alfonso Beleña, presidente este colectivo.

Además de la directiva europea, y de la ley valenciana de Protección de Animales, una sentencia de enero de este año prohíbe el comercio de animales en espacios públicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de octubre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50