Entrevista:JUAN J. BADIOLA | Presidente de los veterinarios | LA GRIPE AVIAR

"El mayor riesgo son las granjas familiares"

El presidente de los colegios veterinarios, Juan José Badiola, evalúa el riesgo de que las aves migratorias traigan el virus de la gripe aviar a España, y las medidas de control que habría que tomar en ese caso.

Pregunta. ¿Llegarán aves infectadas esta temporada?

Respuesta. No es descartable en absoluto. Por supuesto, hay más riesgo en Chipre, Malta e Italia, pero la migración de norte a sur es masiva en estas fechas, y puede haber un arrastre del virus hacia Oriente Próximo y hacia el oeste de Europa.

P. ¿Qué aves suponen un mayor riesgo?

R. Las aves acuáticas. El virus parece haberse adaptado a ellas, y muchas son portadoras pese a no sufrir síntomas de la enfermedad, como patos, gansos, gaviotas y combatientes. Por tanto, la vigilancia se debe centrar en los humedales.

Más información
España encargará antivirales para proteger al 25% de la población

P. ¿Qué precauciones deben tomar las granjas de aves?

R. Debemos estar tranquilos sobre las grandes explotaciones avícolas, que son la punta de lanza de la modernidad de la ganadería española. Son instalaciones cerradas y muy controladas. Es poco probable que sufran contagios, y si los sufren están listas para reaccionar de inmediato. El mayor riesgo son las pequeñas explotaciones familiares, sobre todo si están cerca de algún humedal. Es ahí donde hay que intensificar la vigilancia.

P. ¿Cómo notará un granjero que sus aves están infectadas?

R. Crestas oscuras, cabeza hinchada, conjuntivitis y, finalmente, hemorragias y muertes inusuales.

P. ¿Hay laboratorios veterinarios que puedan identificar el H5N1?

R. Pueden determinar el grupo general. Para la identificación precisa habrá que mandar las muestras a Weybridge (Reino Unido), pero no habrá que esperar a eso para actuar.

P. ¿Qué hay que hacer luego?

R. Lo esencial es inmovilizar de inmediato las aves. Luego hay que sacrificar todas las aves de la granja y de un radio de seguridad, e incinerarlas.

Juan J. Badiola.
Juan J. Badiola.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS