Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los poemas de Julio Cortázar desvelan su parte más oculta y su gran timidez

Aurora Bernárdez presenta el volumen 'Poesía y poética' del autor de 'Rayuela'

"Empezó a escribir poesía a los 12 años; sin embargo, su profunda timidez impidió desvelar a sus lectores los versos que descubren sus más profundos sentimientos", indicó ayer Aurora Bernárdez, viuda y albacea del escritor Julio Cortázar, durante la presentación de Poesía y poética, IV volumen de las Obras Completas del escritor, editadas por Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores. "Si alguien quiere saber cómo era Cortázar, qué pensaba, qué soñaba, cómo se imaginaba el mundo, tiene que leer su poesía. Era un poeta hasta cuando escribía en prosa", apuntó Aurora Bernárdez.

"Y del Edén y del castigo / nació el sudor, nació la muerte, / cosas sin importancia / puesto que del Edén y del castigo / nació por sobre todo la alegría", fue uno de los poemas cortos que escribió Cortázar para Un elogio del 3 y que aparece publicado junto a una serie de litografías de Luis Tomasello y que el escritor nunca vio editado.

"La poesía fue la gran pasión de Cortázar. Él era un gran lector de este género literario, pero sus amigos eligieron su prosa. Tuvo tanto reconocimiento cuando se publicaron sus cuentos que todo el mundo se olvidó de que era un creador de poemas desde los 12 años", dijo Aurora Bernárdez.

Los textos que figuran en el libro fueron editados y fijados por el poeta y ensayista Saúl Yurkievich, amigo y albacea literario de Cortázar, fallecido este pasado verano a consecuencia de un accidente de tráfico y cuya ausencia estuvo muy presente en el acto de ayer, al que acudió su viuda y colaboradora en este proyecto, Gladis Anchieri.

"Si estoy aquí es porque Saúl no se encuentra entre nosotros", dijo emocionada Aurora Bernárdez. Habló de la obra que fue creando a lo largo de su vida el escritor. "Era un gran tímido y le costaba mucho hablar de su poesía, sólo así se puede comprender el título De pameos y meopas, primer libro de poemas que publica con su nombre en 1971, porque, en realidad, no se atrevía a decir 'de poesías y métrica'. Es el título que corresponde a un gran tímido".

Aurora Bernárdez no oculta la sorpresa que todavía hoy le produce que se ignore la obra poética del autor de Rayuela. "Es extraño que todavía no se haya conocido esa parte de la obra creativa de un hombre con tanto prestigio. Creo que no hay ni una sola tesis en la que se haya analizado ese aspecto más oculto del poeta".

Gladis Anchieri, quien ha editado el libro junto con Yurkievich, dijo ayer que "toda la obra poética de Cortázar es un eco de toda su producción cuentística y novelística. A los 12 años, él tenía una idea de la métrica perfecta, aunque luego hizo verso libre, pero todo su poemario es muy rico y variado. Sus amigos optaron por la prosa porque ya desde sus primeros cuentos se descubre con un estilo propio que rompe con lo que imperaba en esos momentos en la literatura; sin embargo, sus poesías iniciales son alambicadas y demasiado barrocas, algo que fue cambiando con el tiempo, ya que a medida que avanzaba en la prosa su genialidad se percibía en otros géneros".

Cortázar fue un profundo admirador de John Keats, hasta tal punto que cuando visitó Roma por primera vez se fue al cementerio a visitar la tumba del poeta británico y escribió un libro sobre él. Entre los autores de lengua española, Aurora Bernárdez destaca a Borges. "Era gran amigo de sus amigos, y de los escritores admiraba sus trabajos literarios por encima de sus afinidades políticas. Le importaba lo que ocurría en el mundo, la sociedad, pero no era un político de partido. Nunca la política logró interponerse entre quienes admiraba".

"La mejor biografía que uno puede encontrar sobre Julio Cortázar está en sus poemas", sentenció Aurora Bernárdez. "Empieza por no ser. Por ser no. El Caos es negro. Como es negra la nada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de octubre de 2005