LIBER 2005

Todos a favor de las librerías y del precio fijo

La crisis que viven buena parte de las librerías españolas se ha convertido en uno de los ejes de Liber 2005, como señaló ayer Fernando Valverde, presidente de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Librerías (CEGAL), en una mesa que convocó a libreros, editores y distribuidores. "Vivimos un vacío legal inmenso y no tenemos la certeza de que la nueva Ley de la Lectura, el Libro y las Bibliotecas se tramite con la urgencia necesaria".

Valverde enumeró los problemas de los libreros: los descuentos en los libros de texto; la gratuidad de los libros de texto en algunas comunidades; la crisis del libro científico y técnico, "que ya no puede tocar más fondo"; "el fenómeno reciente de la venta de libros asociada a periódicos", etcétera.

Mauricio Santos, que habló en representación de los editores de libros de texto, auguró que todo irá a peor. Criticó duramente "la falta de actividad de la Administración ante el acoso al precio fijo y la competencia desleal de las grandes superficies que utilizan el libro como reclamo". "La autorización de los descuentos ilimitados en el precio de los libros de texto no es un vacío legal, es una putada legal".

¿Qué va a pasar con la gratuidad de los libros de texto? "Desaparecerán las pequeñas y medianas editoriales especializadas en el texto". ¿Qué plazo se prevé para el descalabro? "El tiempo que tarde en implantarse la nueva Ley de Educación, entre 2007 y 2010". "Me escandaliza la falta de rigor del Gobierno socialista. Muchas de las cosas que reclamamos, como el plan director para la dotación de bibliotecas escolares y públicas, están en el programa electoral del PSOE. Ha pasado año y medio y no han hecho nada", concluyó Santos.

Confusión y desorden

Antonio López Lamadrid, de Tusquets, hizo una defensa acérrima del precio fijo -"si no existiera no existiríamos nosotros"- y de las librerías independientes, aunque matizó el término independiente. "¿Qué quiere decir? Océano es un gran grupo y pertenece a un solo señor, o Planeta, que es de tres hermanos" y de sus herederos. Según López Lamadrid, el acoso permitido al precio fijo está creando "confusión, distorsión y desorden".

Luis Badenes, director general del Grupo Planeta, acusó al Ministerio de Cultura de diagnósticos triunfalistas y rechazó que los editores fueran catastrofistas, como dijo anteayer el director general del Libro. "Necesitamos una red de librerías amplia y fuerte para poder realizar nuestro trabajo. Si un eslabón de la cadena no aguanta, nosotros tampoco", afirmó.

Francisco Martínez, de la distribuidora Zócalo, vindicó también el papel de las librerías. "Son nuestro mercado natural y son ellas quienes dan cabida a las novedades de venta no segura".

Juan Manuel Cruz, de la librería malagueña Rayuela, atribuyó la caída de ventas de libros universitarios y la gratuidad de los libros de texto a que "están llegando al poder generaciones que no se han formado con libros sino sólo con apuntes".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS