Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muface ha dado de baja ya a unos 16.000 usuarios tras confrontar sus datos con la Seguridad Social

La Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface), que gestiona la sanidad y las de los funcionarios, asegura estar subsanando las deficiencias detectadas en su actividad por el Tribunal de Cuentas. Un reciente informe de este órgano, publicado por este periódico, reflejaba un uso indebido de los servicios de Muface que ascendía a 59 millones de euros en 2003, con el Gobierno del PP. El Ministerio de Administraciones Públicas, del que depende Muface, asegura que el cruce de datos con la Seguridad Social y el Registro Civil ha permitido tramitar ya 16.000 bajas.

Muface puso en marcha el pasado mes de mayo un plan de choque de depuración de la base de datos. El cruce de datos con la Seguridad Social, el Registro Civil y otras mutualidades ha permitido detectar duplicidades (usuarios que figuraban adscritos a Muface y a otros servicios) que han provocado 4.000 bajas del servicio.

Además, el envío de cartas a 68.000 titulares cuyos beneficiarios asociados aparecían duplicados ha culminado con otras 12.000 bajas voluntarias y 5.000 alegaciones pendientes de resolución. El ministerio confía en resolverlas antes de final de año.

El Tribunal de Cuentas detectó en su inspección a Muface un total de 100.468 personas indebidamente afiliadas a un sistema que cubre a 1,6 millones de personas, la mitad de ellos familiares de los funcionarios. Este organismo fiscalizador de las cuentas públicas asegura que el uso indebido le cuesta al sistema 58,9 millones de euros, en su mayoría por asistencia sanitaria y prestación farmacéutica. El tribunal criticaba la ausencia de control interno en Muface e instaba a la mutualidad a cruzar datos y resolver las incompatibilidades.

El ministerio asegura estar homogeneizando la recogida de datos de titulares y beneficiarios para permitir "un adecuado control en el futuro". Además de los cruces de información, Muface ha dado la orden de que se confirmen los datos con los mutualistas en todas las gestiones que realicen. También se promoverá el acceso de las direcciones provinciales de Muface a otros registros y se instará a cruzar los datos mensualmente. Administraciones Públicas subraya que se establecerán controles presenciales en las delegaciones provinciales y se informará mejor a los mutualistas, obligados a comunicar las variaciones en la situación de sus beneficiarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de octubre de 2005