El Gobierno central dará 92 millones a Cataluña por una deuda de 1996

El Congreso aprueba el pago de obras de saneamiento con el voto en contra del PP

El Gobierno catalán recibirá una aportación de 92 millones de euros a cuenta de un convenio firmado en 1996 con el entonces Ministerio de Obras Públicas para obras de saneamiento. Así lo aprobó ayer el Congreso de los Diputados, con los únicos votos en contra del Partido Popular, que nunca ha reconocido la deuda. La proposición no de ley fue defendida por el diputado Joan Herrera (ICV).

El convenio data de febrero de 1996. Era entonces ministro de Obras Públicas y Medio Ambiente Josep Borrell y el pacto incluía, además de las obras de la depuradora del Llobregat, ya en funcionamiento, diversas realizaciones en materia de saneamiento y depuración de aguas residuales. Por parte catalana firmó el entonces consejero de Medio Ambiente Albert Vilalta, quien, con el correr de los años, acabaría de secretario en el Ministerio de Fomento (sucesor del de Obras Públicas) durante la primera legislatura en la que gobernó el PP.

Pero el convenio, en su totalidad, no se cumplió nunca. El Gobierno central realizó las aportaciones para la depuradora, pero dejó de abonar otras cantidades por discrepancias con el texto. Hasta que el Ejecutivo catalán, convencido de que le asistía la razón, llevó el asunto a los tribunales de la Audiencia Nacional, donde sigue pendiente de decisión.

El Congreso debatió ayer el asunto, a iniciativa del grupo de Iniciativa per Catalunya Verds-Izquierda Verde. La proposición no de ley para que el Ejecutivo central reconociera la existencia de la deuda y abonara la cantidad al Gobierno catalán, que ya ha invertido en estas obras unos 60 millones de euros, la defendió Joan Herrera, que logró un apoyo mayoritario. Sólo el Partido Popular, que nunca ha reconocido la existencia de la deuda, se opuso a su reconocimiento y, consiguientemente, al pago de la misma.

Herrera proponía que el pago se hiciera en el menor tiempo posible, pero el resultado fue mejor de lo previsto ya que se fija que deberá hacerse antes de final de año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 04 de octubre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50