El sistema público no podrá asumir el coste de las personas dependientes, según Geli

La consejera de Salud, Marina Geli, advirtió ayer de que las administraciones no podrán asumir en solitario el coste de la atención a las personas dependientes, aunque se mostró partidaria de que el sistema público se haga cargo de la totalidad del coste de la alta dependencia, que es la más cara e inasequible para la mayoría de las familias.

Geli defendió el copago, en cambio, para los servicos sociosanitarios destinados a personas con menor grado de dependencia. En la actualidad, el beneficiario ya aporta una cantidad para sufragar el coste de la atención que recibe, aunque Geli defendió ayer que la colaboración económica la haga el propio usuario en función de sus ingresos y no de la renta familiar. La consejera apostó por una revisión del actual sistema público de atención a la dependencia. "El sistema público sólo financia hoy los servicios a las personas que son pobres de solemnidad, mientras que las clases medias quedan excluidas de las ayudas públicas", señaló Geli, que recordó que existe un debate abierto en el ámbito estatal y en Cataluña sobre cuáles son los servicios a los que los ciudadanos tienen derecho y en qué condiciones.

Geli se refirió al reto que supone la dependencia en una conferencia en el foro Tribuna Barcelona. La consejera destacó que el envejecimiento de la población obliga a revisar un modelo sanitario "que está pensado más para curar que para cuidar".

Regular la demanda

En respuesta a la pregunta de uno de los más de 200 asistentes al acto, la consejera aseguró que su departamento no introducirá copagos en la sanidad pública para la prestación de servicios o para las recetas médicas, aunque no descartó que en un futuro, y en el marco de una decisión estatal, se apliquen tasas "disuasorias" para regular la demanda. Geli sí defendió abiertamente la necesidad de revisar el actual modelo de copago de los medicamentos con receta médica, de manera que un jubilado con un nivel de renta alta pague una parte de la receta y un trabajador en paro tenga gratuitos los fármacos en lugar de pagar el 40%.

Sobre la financiación pública de medicamentos, la consejera se mostró partidaria de que la Administración cubra sólo los considerados esenciales. La consejera insistió en la necesidad de que las comunidades autónomas "puedan decidir, con el Estado, las políticas sobre medicamentos y recursos humanos", y defendió que "el modelo federal es la solución y no un problema" en política sanitaria.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS