La promotora del parque eólico de Ordunte elimina 5 de sus 57 molinos

Los grupos opositores califican el nuevo proyecto de "maquillaje"

La empresa promotora del parque eólico de Ordunte ha eliminado cinco de los 57 aerogeneradores previstos para salvar un área protegida. Eólicas de Euskadi ha presentado este verano el nuevo proyecto, que estaba paralizado desde enero por la falta de informes de afección medioambiental. Para los grupos que se oponen al proyecto el plan, ahora en fase de exposición, supone "un mínimo maquillaje" .

El parque de Ordunte, en el límite de Vizcaya con Burgos, es la quinta instalación eólica de Euskadi tras las abiertas en Elgea y Urkilla (Álava) y Oiz (Vizcaya) y la de Badaia, en obras. Ha sido el proyecto más cuestionado, al recibir 121 alegaciones, entre de ellas de instituciones como la Diputación de Vizcaya y el Ayuntamiento burgalés de Villasana de Mena.

La exigencia de más estudios medioambientales llevó a Eólicas de Euskadi, participada al 50% por la eléctrica Iberdrola y el Gobierno, a paralizar la puesta en marcha del parque. Seis meses después, la promotora dispone ya del nuevo proyecto, que se presentó en julio y fue publicado la pasada semana en los boletínes oficiales de Euskadi y de Vizcaya.

El plan elimina los aerogeneadores del monte Zalama, la zona de mayor valor medioambiental. De los 12 previstos, cinco se suprimen y siete cambian de emplazamiento. La empresa asegura en el documento que se ha cambiado la disposición de los molinos para crear pasillos que permitan el paso de las aves y evitar afecciones a comunidades vegetales de interés y elementos del patrimonio.

Las modificaciones reducen la potencia total del parque de los 48,45 megawatios iniciales a 44,20. Además, se soterra la línea eléctrica que distribuye la energía generada y se unen en un solo trazado cuatro líneas eléctricas, afirmó ayer un portavfoz oficial de la promotora. La empresa ha desarrollado cuatro estudios sobre la avifauna, los humedales, el patrimonio y el paisaje de la zona.

La Diputación de Vizcaya había exigido cinco informes independientes que deberían durar un año y el Departamento de Medio Ambiente reclamó hasta 15 estudios. La promotora aduce que ha cumplido los requisitos en sólo seis meses porque "varios estudios, como el de avifauna, se habían comenzado con anterioridad".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El proyecto se halla en fase de exposición durante un mes, hasta el próximo 23 de octubre. Los colectivos que se oponen al parque (medio centenar de entidades) han comentado, en un análisis inicial del proyecto, que representa un "mínimo maquillaje". Consideran insuficiente que se salve el monte de Zalama y aseguran que "no se dejan pasillos para las aves. Es inviable por los desmontes y terraplenes que contempla".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS