Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Fatah encabeza el resultado de las elecciones locales palestinas

La organización palestina Al Fatah -próxima a la Autoridad Nacional Palestina (ANP)- encabezaba esta madrugada los primeros resultados de las elecciones en 104 ayuntamientos de Cisjordania y Gaza. Según la agencia Reuters, Al Fatah se hizo con el control de 61 ayuntamientos. Los resultados preliminares dieron a la islamista Hamás, un total de 28 ayuntamientos y otros 15 fueron asignados a otras fuerzas.

Estaban convocados a las urnas 127.000 votantes, en unos comicios que constituyen la tercera manga de unas elecciones locales, cuyas dos precedentes tuvieron lugar en diciembre y mayo. El 8 de diciembre de 2005 se celebrará la cuarta y última etapa electoral en los 107 ayuntamientos restantes. Hasta ahora, Hamás era en términos globales la vencedora, ya que había conseguido el control de los ayuntamientos más importantes, aunque Al Fatah obtuvo más concejales.

Las votaciones más reñidas de ayer tuvieron lugar en los ayuntamientos de Beituni, El Biré y sobre todo en Bir Zeit, tres importantes municipios del cinturón de Ramala, la capital palestina de Cisjordania, situada a las puertas de Jerusalén. Las listas de Hamás se enfrentaron en estas tres localidades con las de Al Fatah y con los clanes locales, que acudieron a la cita electoral como independientes.

Estas elecciones suponen un ensayo de las legislativas, previstas para el 25 de enero, y en las que se prevé la participación de Hamás por primera vez en la historia. El voto de los integristas en las legislativas provoca inquietud en el Gobierno de Israel, que teme que Hamás acabe por dominar la vida parlamentaria palestina e imponga su modelo de Estado y su programa político.

Extremistas islámicos

"La participación de Hamás en las elecciones supone la tentativa de un grupo de extremistas islamistas de suplantar a los palestinos moderados, que aspiran a coexistir con Israel. Ellos utilizarán y abusarán de la democracia para promover el terrorismo y la violencia", afirmó el ministro de Exteriores israelí, Sylvan Shalom, quien favorece algúna medida que impida la participación del movimiento islamista.

El Gobierno israelí, de acuerdo con estos temores, mantiene desde hace días una lucha sin cuartel contra las fuerzas fundamentalistas, especialmente Yihad y Hamás, en la que ha detenido a más de 500 militantes en Cisjordania en un intento de descabezarlas. También se suceden los ataques en Gaza. Ayer mismo, tres activistas palestinos -un jefe de las Brigadas de los mátires del Al Aqsa y dos militantes de Yihad Islámica- resultaron muertos en un ataque del Ejército israelí en la región de Yenín, al norte de Cisjordania.

Las intenciones de participación política de los fundamentalistas cuentan con el apoyo de la ANP y con una buena parte de la Unión Europea, especialmente España, que opinan que la implicación de Hamás en la carrera electoral puede suponer una garantía a medio plazo de que está dispuesta a abandonar la lucha armada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de septiembre de 2005