Murcia pide un cambio legal para tener agua del Tajo asignada a Castilla-La Mancha

Las Cortes manchegas rechazan por unanimidad cualquier trasvase al Levante para riego

La guerra del agua entre Castilla-La Mancha y Murcia subió ayer de intensidad ante el trasvase del Tajo al Segura que hoy debe decidir el Consejo de Ministros. El Gobierno de Murcia pidió un cambio legal de urgencia para usar la reserva de 240 hectómetros del Tajo que tiene asignada Castilla-La Mancha. Las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaron por unanimidad una resolución en la que se oponen a cualquier trasvase para riego. El Gobierno ha apuntado que no podrá cumplir la petición de 113 hectómetros cúbicos para riego y consumo que ha hecho Murcia y que el trasvase no llegará a la mitad. El Gobierno manchego acusa al de Murcia de falsear los datos del informe sobre el agua que necesita.

Más información
El Gobierno decide trasvasar 39 hectómetros del Tajo al Segura sólo para abastecimiento humano

Los embalses del Tajo de los que parte el acueducto tienen 332 hectómetros (el 13% de su capacidad) y la cuenca del Segura está al 11%, así que la situación es dramática en las dos cuencas. El Gobierno tiene que decidir cuánto trasvasa para los próximos tres meses sin llegar a los 240 hectómetros de reserva que tiene asignada Castilla-La Mancha. Esta reserva está fijada en el Plan de Cuenca del Tajo, aprobado en 1998 por un Gobierno del PP, y en la reforma de Ley del Plan Hidrológico, aprobada en julio de 2005 a propuesta del actual Gobierno socialista.

El consejero de Agricultura y Agua del Gobierno murciano, Antonio Cerdá, pidió ayer al Gobierno central "responsabilidad, cordura y solidaridad" y propuso cambiar la ley para que los regantes y los habitantes de Murcia, Alicante y Almería reciban los 113 hectómetros cúbicos que solicitan: 77 para riego y 36 para la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, que abastece más de dos millones de personas de 77 municipios de Murcia y Alicante.

Cerdá, en rueda de prensa, insistió en que hay excedentes suficientes para trasvasar, y recordó que "durante la sequía de 1995, con 95 hectómetros cúbicos de agua en los embalses de cabecera, se trasvasaron 50". Para ello, el consejero pidió que Murcia acceda a la reserva estratégica. Cerdá afirmó que "El Ministerio de Medio Ambiente es el responsable de la gestión del agua, y es el que tiene que resolver el problema que ha creado y que tenía solución con el trasvase del Ebro".

Para usar la reserva estratégica, el Gobierno debería aprobar un real decreto-ley que modificase la normativa vigente. Así lo pidió también el secretario general de Asaja-Murcia, Alfonso Gálvez: "La ley está para cumplirla. En su momento también estaban la ley del Plan Hidrológico Nacional y el trasvase del Ebro aprobados por el anterior Gobierno y se derogaron por un real-decreto de urgencia". Gálvez recordó que "con anteriores Gobiernos socialistas hubo envíos mucho más generosos en situaciones de sequía, a pesar de no estar esta reserva".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El consejero aseguró que "el futuro de miles de inmigrantes que vienen al campo a trabajar depende de este trasvase", y recordó que "70.000 familias de Valencia, Murcia y Almería necesitan el trasvase". Cerdá afirmó que Murcia exporta 1.313 millones de euros de verdura que repercuten en la balanza comercial de España.

"Falsear los datos"

El Gobierno de Castilla-La Mancha, del PSOE, acusó al Ejecutivo de Murcia de falsear los datos en su petición de agua. El informe del Gobierno de Murcia afirma que los frutales necesitan 1.000 metros cúbico por hectárea este trimestre para sobrevivir. Los regantes, en otro informe enviado también al ministerio, cifran las necesidades en 514 metros cúbicos por hectárea. Pese a ello, los dos concluyen que Murcia necesita 77 hectómetros sólo para riego. La diferencia está en que los regantes incluyen cultivos herbáceos, y el Gobierno de Murcia, no. "Saben que en caso de sequía sólo se puede autorizar un riego de socorro para salvar los árboles, no para hortalizas, por eso oficialmente no piden agua para los cultivos herbáceos. Han elevado el agua que necesitan los frutales para poder regar las hortalizas y los invernaderos", afirman fuentes del Gobierno castellanomanchego. Además, presentó otro estudio de la Universidad de Castilla-La Mancha en el que se niega que el suelo de Murcia se pueda salinizar si no llega agua del trasvase para riego.

Las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaron una resolución con los votos de todos los partidos en la que rechazan cualquier trasvase que incluya agua para riego y piden al Gobierno regional que controle el destino del agua del trasvase. El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, afirmó que su Gobierno nunca negará el agua si se necesita para beber, pero en este momento agua para regar no se justifica de ninguna manera". Barreda criticó que el caudal del Tajo apenas alcance los seis metros cúbicos por segundo en Aranjuez y que el trasvase llegue a los 20 metros cúbicos por segundo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS