Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP ve un "escándalo urbanístico" en San Telmo

El PP expresó ayer sus "sospechas" acerca de que el Gobierno andaluz esté "protegiendo, propiciando o impulsando un posible escándalo urbanístico con una importante cantidad de dinero público" con las obras de remodelación del Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta. Los populares denunciaron la existencia de un cúmulo de "irregularidades" desde que el proyecto inició su tramitación. La ejecución de las obras, presupuestadas en 38,59 millones de euros, ya están en marcha.

Los populares defenderán el próximo jueves en el pleno del Parlamento andaluz una proposición no de ley en la que instan a la Junta a paralizar las obras de San Telmo "hasta que todos los grupos parlamentarios conozcan todos los informes elevados sobre el proyecto de remodelación" y a crear una comisión, con presencia de todos los grupos de la Cámara, que analice el expediente completo de las obras y cuyas conclusiones sean "vinculantes de cara a las actuaciones futuras que hayan de llevarse a cabo".

La vicesecretaria general del PP, Esperanza Oña, aseguró que la actitud de "absoluto oscurantismo y falta total de transparencia" del Ejecutivo de Manuel Chaves en esta materia genera "sospechas de irregularidades urbanísticas de tal calibre que provoquen un escándalo institucional".

Oña criticó el esfuerzo de la Junta por "tapar con premeditación este posible escándalo" y dio por seguro que ha habido "suficientes irregularidades para apañarlo todo y que las obras se pudieran hacer por encima de las conclusiones de los informes preceptivos".

Oña aseguró que el dictamen aprobado en noviembre de 2004 por la Comisión Provincial de Patrimonio se realizó "manipulando" el informe elaborado por los expertos para incorporar una serie de "conclusiones" que avalan las obras proyectadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 2005