Vizcaya plantea reducir las aportaciones al Gobierno y revisar las deducciones fiscales

José Luis Bilbao propone un pacto institucional para definir y financiar el gasto social

La Diputación de Vizcaya defendió abordar ayer una profunda revisión de las deducciones fiscales, tanto en el impuesto de la Renta como en el de Sociedades, que serán reformados el próximo año. La máxima autoridad vizcaína, José Luis Bilbao, aprovechó el debate anual sobre política general en el territorio para reclamar cambios en la Ley de Aportaciones con el fin de que las diputaciones reduzcan el dinero que destinan al Gobierno vasco y, con ello, disponer de más recursos para lo que definió un gran acuerdo sobre las prestaciones sociales. Su idea es que sea un pacto duradero, que no se limite a una legislatura y tenga el mayor consenso político, y que aborde desde los servicios y el modelo de atención, hasta la financiación.

Estos planteamientos han sido debatidos y aceptados en el PNV tras "varios meses de reflexión", según fuentes forales, y serán expuestos también por el diputado general de Guipúzcoa, Joxe Joan González de Txabarri, en el debate de política general de este territorio que se celebra mañana. Pese a ello, lo lógico es que el desarrollo de estos cambios provoque fricciones entre los distintos niveles institucionales vascos, especialmente a la hora de cambiar la Ley de Aportaciones, que fija el reparto de los recursos del Concierto Económico entre el Gobierno vasco y las diputaciones.

José Luis Bilbao defendió que las deducciones y desgravaciones se revisen "en función de su efectividad". Las principales deducciones actuales en el impuesto de la renta son las de vivienda, que se sitúan entre el 15% y el 35%, y las familiares, que por los hijos oscilan entre los 469 euros del primero y los 1.530 a partir del quinto y, por discapacitados, pueden alcanzar los 1.428 euros. En el impuesto de sociedades, las empresas tienen deducciones de entre un 10% y un 30% por distintos tipos de inversiones. El diputado general censuró, por ello, que haya debates sobre el tipo máximo del impuesto de sociedades (el 32,5%) cuando, debido a "la cantidad de deducciones, el tipo medio efectivo no llega al 20%".

José Luis Bilbao señaló que la próxima reforma debe tener el "criterio claro de no reducir los ingresos públicos" y se opuso a la bajada de impuestos porque, según dijo, esta política ha conseguido que "a algunos les vaya mucho mejor y a otros, mucho peor".

Sobre la Ley de Aportaciones, defendió, aunque "sin modificaciones competenciales", el cambio en el porcentaje de recursos para cada administración. Su planteamiento es que las diputaciones aporten menos dinero al Gobierno y así costear la cada vez mayor demanda de prestaciones sociales en el ámbito local. El gran pacto social que propuso debería definir los servicios y su financiación, y el consenso se tendría que trasladar a las otras dos diputaciones y al Gobierno.

[Joxe Joan González de Txabarri anunció ayer que el lunes abrirá una ronda de contactos con los grupos guipuzcoanos para debatir el presupuesto].

Apoyo de la oposición

El discurso de José Luis Bilbao sorprendió en un debate de política general donde lo habitual era enunciar la gestión realizada y apuntar los proyectos pendientes. Fue la intervención con mayor contenido de los últimos años en la Casa de Juntas de Gernika y mereció, en un gesto también inhabitual, el apoyo de la oposición.

El portavoz del PSE, Josu Montalbán, habló de "pequeña revolución en el ámbito fiscal" y respaldó los planteamientos de Bilbao: "Esto de hablar de consensos generalizados está muy bien, pero hay que debatirlo mucho y ver a qué tipo de consenso se llega". Carlos Olazabal, del PP, agradeció el "tono, contenido y discurso" del diputado y destacó el cambio propuesto para la Ley de Aportaciones. A su juicio, el consenso es "muy importante" dada la "fragmentación política del país".

José Ferrera, portavoz de EB, mostró su disposición al pacto social y las reformas tributarias, pero defendió una "suficiente cobertura" de los servicios sociales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS