Carod acerca posturas con el PSOE en Presupuestos y advierte a CiU de que es inútil bloquear el Estatuto

El presidente de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Josep Lluís Carod, acudió ayer a la sede central del PSOE en Madrid para cerrar el acuerdo previo para los Presupuestos de 2006, y salió de la reunión con alabanzas a la relación con los socialistas y advertencias a CiU.

Preguntado por la posibilidad de que un fracaso del nuevo Estatuto provocara elecciones anticipadas en Cataluña, el líder independentista señaló que ese panorama no está hoy por hoy en el tablero, porque "sólo sería imaginable si el irresponsable de que Cataluña no tuviese un nuevo Estatuto fuese el PSOE". Carod añadió enseguida que este escenario no es el que se contempló en la reunión con los socialistas. Más bien el contrario, esto es, un bloqueo de CiU. Y ahí llegó la advertencia: si es esta formación "quien impide que Cataluña tenga un nuevo Estatuto", el Gobierno tripartito va a continuar "con los componentes que tiene en este momento". Es decir, no habrá elecciones anticipadas aunque no salga el Estatuto.

De hecho, aunque indirectamente, Carod reconoció que el tripartito tiene un plan b: "La principal característica de los planes b es que, si existen, no se comentan". Éste no se trató en la reunión, aunque algunos dirigentes socialistas y republicanos ya manejan la posibilidad, si no sale el Estatuto, de hacer reformas en el Congreso que tengan los mismos efectos que el nuevo Estatuto. Se habla, por ejemplo, de la gestión de los aeropuertos. Y también se recuerda que para reformar la financiación, uno de los principales objetivos de ERC, no hace falta cambiar el Estatuto.

En cualquier caso, las direcciones de ambos partidos reunidas ayer -estaban José Blanco y Alfredo Pérez Rubalcaba, por el PSOE, y a Carod lo acompañaba Joan Puigcercós- coincidieron en la necesidad de trabajar a fondo para presionar a CiU de forma que se avenga a pactar. Un dirigente socialista mostró un cierto pesimismo porque la política catalana se ha enrocado "a la vasca, lanzando un órdago tras otro". Durante la reunión, los dirigentes de ERC explicaron su convicción de que detrás del bloqueo de CiU está el ex presidente Jordi Pujol, a quien, en opinión de los republicanos, se le ha "tratado mal" desde el PSC, especialmente por parte del presidente autónomo, Pasqual Maragall.

El pacto de Presupuestos está prácticamente cerrado. Carod habló de un "principio de acuerdo", que luego sancionó Alfredo Pérez Rubalcaba, en infraestructuras, educación, política social, I+D+i, apoyo a la pequeña y mediana empresa y reducción sustancial del impuesto de sociedades

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción